Noticias

12 Febrero 2008 - Actualizado el 20 Enero 2016

Mantienen detenido a Moussa Kaka: una decisión “incomprensible y decepcionante”


La justicia nigerina ha decidido integrar las controvertidas escuchas telefónicas en el pliego de cargos de Moussa Kaka, director de Radio Saraounia y corresponsal de Radio France Internationale (RFI) y de Reporteros sin Fronteras en Niamey, lo que significa que continúa la instrucción y le deniegan su petición de puesta en libertad.
La justicia nigerina ha decidido integrar las controvertidas escuchas telefónicas en el pliego de cargos de Moussa Kaka, director de Radio Saraounia y corresponsal de Radio France Internationale (RFI) y de Reporteros sin Fronteras en Niamey, lo que significa que continúa la instrucción y le deniegan su petición de puesta en libertad, ha anunciado su abogado, el letrado Moussa Coulibaly. “Es una decisión incomprensible y decepcionante. Una muestra de la testarudez de las autoridades en su empeño de perseguir a Moussa Kaka hasta el final, que se produce cuando eran positivas todas las señales que daba el gobierno Repetimos que Moussa Kaka es inocente de los crímenes que le imputan y que su sitio no está en la cárcel, donde le mantienen injustamente desde hace 145 días”, ha declarado Reporteros sin Fronteras. Al hacer públca su deliberación, el 12 de febrero de 2008, la sala de la acusación del tribunal de apelación de Niamey rechazó el mandato del juez de instrucción, que declaraba inadmisibles las escuchas telefónicas utilizadas para acusar a Moussa Kaka de “complicidad en atentado a la autoridad del Estado”, según el letrado Coulibaly. El juez de instrucción encargado del caso estimó, en noviembre de 2007, que esas escuchas se habían conseguido al margen de todo marco legal y, por tanto, no podían utilizarse como pruebas. Las mencionadas escucha son grabaciones de conversaciones telefónicas entre Moussa Kaka y Aghali Alambo, jefe de la rebelión tuareg del Movimiento de los Nigerinos por la Justicia (MNJ). Las autoridades, que se niegan a reconocer cualquier carácter político al MNJ y califican a sus miembros de “bandidos armados”, estiman que ambos hombres dieron muestras de “connivencia”. Una interpretación que niegan los defensores de Moussa Kaka, quienes consideran que se trata de intercambios profesionales entre un periodista y su fuente. La sala de la acusación rechazó también la solicitud de puesta en libertad provisional presentada por lo abogados del periodista, sin que éstos pudieran discutirla con los magistrados. La instrucción abierta a Moussa Kaka continúa. Ahora, los abogados del periodista estudian la respuesta que van dar a la decisión de la sala de la acusación, y ente otras la posibilidad de presentar el caso en casación.