Noticias

12 Marzo 2013 - Actualizado el 20 Enero 2016

Los medios de la zona fronteriza norte, ¿obligados a la autocensura?


Nueve días después del asesinato de Jaime Guadalupe González Domínguez, los medios de comunicación que difunden información en los estados de Chihuahua y Coahuila sufren de nuevo duros golpes. El grupo editorial de Zócalo –uno de los principales diarios de Coahuila– anunció el 11 de marzo de 2013 que dejarán de publicar información relacionada con el crimen organizado, con el fin de proteger la vida de sus empleados, días después de haber recibido amenazas. El 7 y el 8 de marzo decenas de mantas en las que se amenazaba de muerte a Francisco Juaristi, director del grupo editorial, fueron colocadas en las calles de varias ciudades de la región, aparentemente por grupos criminales. El Secretario de Gobierno del Estado de Coahuila, Armando Luna Canales, anunció que se tomaron medidas para proteger las instalaciones del diario. Reconociendo la buena voluntad mostrada por las autoridades, Reporteros sin Fronteras se interroga no obstante sobre la eficacia de tales medidas. La presencia de policías frente al edificio del periódico El Siglo de Torreón (Coahuila) –tras el secuestro de cinco de sus empleados, el 7 de febrero de 2013– no impidió que este medio de comunicación fuera blanco de ataques armados en tres ocasiones, los días 25, 26 y 27 de febrero. Por otra parte, Reporteros sin Fronteras hace un llamado a las autoridades para que esclarezcan el caso de la muerte de Víctor Javier Campos, empleado de El Diario, de Ciudad Juárez (Chihuahua), periódico que también fue víctima de un atentado, el 6 de marzo de 2013. El 9 de marzo, en la ciudad de Agua Prieta, en el vecino estado de Sonora, encontraron ahorcado en el baño de la habitación de un hotel al empleado, quien se encontraba desaparecido desde hacía seis días. Al parecer el cuerpo no presentaba huellas de violencia. Podría tratarse de un suicidio, pero no debería descartarse la posibilidad de que se tratara de un asesinato. Finalmente, en lo que concierne a Jaime Guadalupe González Domínguez, nuevas revelaciones refuerzan la tesis de que el asesinato fue perpetrado por motivos profesionales. En varias ocasiones el periodista habría recibido amenazas escritas por parte de personas que le exigían que no se difundiera cierta información. Estas amenazas habían empujado a González Domínguez a considerar la venta del portal informativo OjinagaNoticias y mudarse a Mazatlán, Sinaloa. -------------------------------------------------------------------------- 06.03.2013 - Asesinan a un periodista; su muerte marca el fin del medio que dirigía Reporteros sin Fronteras hace un llamado a las autoridades mexicanas para que investiguen rápidamente el asesinato de Jaime Guadalupe González Domínguez, reportero y director del portal informativo OjinagaNoticias, de la ciudad de Ojinaga (Chihuahua), ubicada en la frontera con Estados Unidos, ocurrido el 3 de marzo de 2013. Según la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, hombres armados interceptaron a Jaime Guadalupe González Domínguez en la intersección de las calles Trasviña y Retes, con calle 13, cuando regresaba a su casa en automóvil, hacia las 18:30 horas. El periodista –que tenía 38 años de edad y dos hijas– recibió 18 impactos de bala de grueso calibre. Los agresores se llevaron su cámara fotográfica. Según el diario La Jornada, al parecer la cámara contenía fotografías de un miembro del grupo criminal tomadas por el periodista. Una mujer acompañaba al periodista, salió ilesa del ataque, aunque consternada. Al día siguiente de este asesinato el portal OjinagaNoticias publicó una nota en la que informaba que Jaime Guadalupe González Domínguez había sido asesinado la víspera. Asimismo, señalaba: “muy probablemente esta sea nuestra última nota” y deploraba: “es una verdadera lástima este atentado contra del periodismo”. A medio día los otros periodistas que colaboraban con el sitio decidieron suspender las actividades de OjinagaNoticias, temiendo ser el blanco de ataques similares, según fuentes cercanas a Reporteros sin Fronteras. Entre las últimas notas publicadas por este medio de comunicación –que abordaba información diversa– había dos que hacían referencia al arresto y la encarcelación de extorsionadores, y a los asesinatos que se habían cometido recientemente en la ciudad. Reporteros sin Fronteras expresa su gran preocupación frente a este nuevo ataque a la libertad de información que lleva la marca del crimen organizado. México parece hundirse en una espiral de violencia contra periodistas y netciudadanos que permanece en total impunidad. Si bien diversos medios de comunicación mexicanos han renunciado a hablar de los estragos relacionados con el narcotráfico, el cierre de un diario sigue siendo un acontecimiento raro y preocupante en medio de una situación como ésta. Menos de 72 horas después del asesinato del periodista, los medios de comunicación de Chihuahua fueron víctimas de la violencia armada una vez más. En Ciudad Juárez, el periódico El Diario y la televisora Canal 44 fueron atacados el 6 de marzo, cerca de la una de la madrugada. Recibieron respectivamente 7 y 10 impactos de bala de grueso calibre. La Red de Periodistas de Juárez expresó su repudio ante los ataques. Denunció la incapacidad de las autoridades para que se respete el estado de derecho en México.