Noticias

15 Octubre 2013 - Actualizado el 20 Enero 2016

Liberan a cinco periodistas disidentes tras una corta detención


Mario Echevarría Driggs, David Águila Montero y William Cácer Díaz, quienes habían sido detenidos en La Habana a finales de la semana pasada, fueron puestos en libertad la noche del 14 de octubre de 2013. Al mismo tiempo salieron de prisión dos corresponsales de la pequeña agencia de información independiente Hablemos Press, que habían sido arrestados la víspera. Se trata de Denis Noa Martínez y Pablo Morales Marchán.

“Con satisfacción, Reporteros sin Fronteras toma nota de estas liberaciones y espera que los periodistas que fueron puestos en libertad, así como todos sus colegas, puedan en adelante desarrollar sus actividades sin temor a ser reprimidos o encarcelados. Pedimos a las autoridades que, en consecuencia, sancionen el celo de los agentes del Departamento de Seguridad del Estado y de la policía”, declaró la organización.
__________

14.10.13 - Detienen en La Habana a tres periodistas disidentes en menos de 24 horas

Reporteros sin Fronteras pide que sean puestos en libertad de manera inmediata Mario Echevarría Driggs, David Águila Montero y William Cácer Díaz, quienes fueron detenidos a finales de la semana pasada.

Mario Echevarría Driggs, corresponsal del sitio web Misceláneas de Cuba, fue arrestado el 10 de octubre de 2013 cuando cubría una protesta en las afueras del Capitolio Nacional. David Águila Montero, director de la Agencia Social de Periodistas Independientes (ASPI), fue detenido al día siguiente, en la mañana, cuando salía de su casa. Horas después William Cácer Díaz fue arrestado por agentes del Departamento de Seguridad del Estado (policía política) cuando se dirigía a las oficinas del Centro de Información Hablemos Press, del que es corresponsal.

“El 20 de septiembre pasado las autoridades de La Habana rechazaron las recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para la Libertad de Opinión y Expresión. Desgraciadamente esta negativa adquiere mayores dimensiones con estos actos de represión selectiva. Esta actitud es por demás incomprensible, dado que el debate sobre la información moviliza cada vez más a la sociedad civil y, en la actualidad, a los medios de comunicación oficiales”, constata Reporteros sin Fronteras.

“No es posible debatir y reformar si al mismo tiempo se continúa recurriendo a la censura, la brutalidad y la arbitrariedad. Los periodistas y netciudadanos detenidos deben ser puestos en libertad de inmediato. Como país que actualmente ocupa la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), Cuba debe a fortiori cumplir sus compromisos internacionales en lo que se refiere a las libertades públicas y los derechos humanos, conforme a las promesas hechas por el mismo presidente Raúl Castro. La ratificación de los Pactos de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre derechos civiles y políticos que firmó el gobierno no puede esperar”, agregó la organización.

En Cuba ya había dos actores de la información encarcelados : el escritor y bloguero Ángel Santiesteban-Prats, quien se encuentra en prisión desde el 28 de febrero pasado, y José Antonio Torres, periodista el diario Granma condenado en julio de 2011 a catorce años de cárcel por el oscuro cargo de “espionaje”.

Estas tres detenciones de periodistas ocurren en medio de una situación de represión creciente registrada en las últimas semanas. En ese sentido, Reporteros sin Fronteras condena el acto de repudio organizado el 12 de octubre pasado frente al domicilio del periodista disidente Juan Carlos González Leiva. Una semana antes el bloguero y activista Isbel Díaz Torres había sido citado por la policía después de un debate sobre el futuro del Código del Trabajo, pese a que había sido convocado por el Partido Comunista y la Central de Trabajadores.