Noticias

12 Diciembre 2003 - Actualizado el 20 Enero 2016

Líbano investiga cuatro cartas bomba


El 12 de diciembre de 2003, la policía criminal libanesa abrió una investigación sobre cuatro cartas bomba, enviadas desde Líbano a tres periodistas y un escritor kuwaitíes. El remitente, "un hombre moreno de unos cuarenta años", según los primeros resultados de la investigación, se hizo pasar por Ghassan Charbel, redactor jefe adjunto del periódico panárabe Al-Hayat, quién ha denunciado la implicación de su nombre, y el de su periódico, en este asunto. Además de la carta dirigida a Ahmad Al-Jarallah, propietario de los periódicos kuwaitíes Al-Siyassah, Arab Times y Al-Hadath, que hirió en el rostro a su secretario particular, el Ministerio de Telecomunicaciones kuwaití descubrió otras tres cartas bomba. Iban destinadas al periodista Nasser Al-Utaybi, del diario Al-Siyassah, a su colega el doctor Abdallah Mamad Al-Shaykh, del diario Al-Qabas, y al secretario general de la Unión de Escritores Kuwaitíes. El Ministro de Información kuwaití, Mohamed Abdallah Abu Al-Hassan, indicó a la prensa el 11 de noviembre de 2003 que el correo enviado a Ahmad Al-Jarallah podía "ser obra de personas que intentan crear una crisis en el país", antes de la Cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), prevista para los días 21 y 22 de diciembre, en Kuwait. ---------------------------- 11.12.2003 - Reporteros sin fronteras condena el atentado fallido contra un redactor jefe en Kuwait Reporteros sin Fronteras condena con firmeza el intento de atentado, perpetrado el 11 de diciembre de 2003, en Kuwait, contra Ahmad Al-Jarallah, redactor jefe del diario Al-Siyassah, y uno de los periodistas más famoso del país. La organización pide a la policía que proceda a efectuar una investigación rápida y minuciosa para aclarar el envío de una carta bomba dirigida a él, que hirió en el rostro a su secretario, Walid Dahdouh. El atentado, todo un acontecimiento en la historia de los medios de comunicación en Kuwait, ha suscitado una gran conmoción en los ambientes periodísticos y políticos del país, preocupados por un acto de violencia tan bien preparado y dirigido contra una personalidad, conocida por su moderación y apertura, en los planos político y religioso. Ahmad Al-Jarallah piensa que la carta bomba se la enviaron "como reacción a lo que (había) escrito sobre los terroristas, y los extremistas en el mundo árabe". En efecto, el periodista es conocido por sus acerbas críticas y su oposición al fanatismo religioso. Jarallah, propietario de Al-Siyassah y del diario anglófono Arab Times, es además una persona cercana al príncipe heredero de Arabia Saudí, el príncipe Abdallah. Durante la guerra de Irak, se manifestó en su periódico en favor de la intervención efectuada por Estados Unidos. En los últimos tiempos, el diario Al-Siyassah, que se publica simultáneamente en Kuwait y Jeddah, en Arabia Saudí, se ha mostrado muy crítico con los fanáticos religiosos saudíes.