Noticias

4 Septiembre 2007 - Actualizado el 20 Enero 2016

La justicia prohíbe a un periodista ejercer durante un año : Reporteros sin Fronteras denuncia que se trata de una decisión "indigna" y "peligrosa"


Condenado por “injuriar” al gobernador de la provincia de Salta (Noroeste), al propietário de radio Sergio Poma le han condenado a un año de cárcel, con el cumplimiento en suspenso, más un año de prohibición de ejercer. Para Reporteros sin Fronteras, esa privación de actividad significa un año de “censura”.
Reporteros sin Fronteras protesta por la condena a un año de cárcel, con el cumplimiento en suspenso, y otro año de prohibición de ejercer dictada, el 3 de septiembre de 2007, contra Sergio Poma, propietario de la radio FM Noticias y de una agencia local de prensa. Al periodista se le considera culpable de “injuriar” al gobernador de Salta (Noroeste), Juan Carlos Romero, del que denunció algunas irregularidades en la gestión. “La condena de cárcel por un delito de prensa, incluso con el cumplimiento aplazado, ya parece excesiva. Suponiendo que Juan Carlos Romero tuviera razón, habría sido suficiente con poner una multa. Pero la prohibición a Sergio Poma de ejercer su profesión representa una decisión indigna y peligrosa. ¿En nombre de qué se puede privar de la palabra a un periodista sancionado? Y, sobre todo que, de confirmarse, una decisión así podría crear jurisprudencia e incitar a la prensa a autocensurarse. Por tanto, significa un obstáculo a la libertad de prensa. Pedimos al COMFER, al que se ha reenviado el caso, que invalide la sentencia en espera de un eventual juicio de apelación”, ha declarado Reporteros sin Fronteras. Juan Carlos Romero ya presentó una denuncia contra Sergio Poma después de que, en el programa “Usted Opina”, emitido por FM Noticias, éste le acusara de desvío de fondos. El periodista denunció también algunas irregularidades cometidas en la financiación de la campaña electoral de 2003. Juan Carlos Romero, aliado político del ex presidente Carlos Medem, recibió ayuda económica de la Fundación Argentina Solidaria, de la que forman parte su secretario particular, Angel Torres, y la mujer de éste. El tribunal correccional que dictó la sentencia ha reenviado el caso al COMFER, una instancia pública de regulación de la profesión de periodista, que deberá pronunciarse sobre la posibilidad de imponer otras eventuales sanciones a Sergio Poma. El juez ha ordenado también que se publique la condena en la prensa regional. Al conocer la sentencia, algunas personas cercanas al periodistas insultaron a los magistrados y entonaron canciones en contra del gobernador. En cuanto al abogado de Sergio Poma ha calificado de “censura” la prohibición de ejercer impuesta a su cliente. Juan Carlos Romero había pedido que la condena fuera “ejemplar”, para que “el periodista comprenda que existen algunos límites”. Es la segunda vez que presenta una denuncia contra Sergio Poma, por un caso parecido. En 2003, al periodista le condenaron a seis meses de cárcel, con el cumplimiento en suspenso, y a pagar al gobernador veinte mil pesos (unos 4.600 euros), en concepto de daños y perjuicios, por “injurias” y “calumnias”. Sergio Poma tiene pendiente otra denuncia, por los mismos motivos, presentada por Angel Torres. Pocos días antes de dictarse la sentencia, el periodista Carlos del Frade fue amenazado con la cárcel por denunciar, en un artículo publicado en agosto de 2005 en el mensual El Eslabón, el cierre injustificado del diario El Ciudadano, publicado en la ciudad de Rosario (provincia de Santa Fe - Centro). El propietario del medio, Eduardo López, que también preside un club de fútbol de primera división, denunció al periodista por “calumnias”, “injurias” e “incitación a la extorsión”.