Noticias

16 Diciembre 2010 - Actualizado el 25 Enero 2016

La justicia británica ordena la libertad condicional de Julian Assange


La apelación de las autoridades suecas contra la puesta en libertad condicional del fundador de Wikileaks, Julian Assange, fue rechazada hoy por el juez Duncan Ouselay, de la Corte Suprema de Londres, al final de una audiencia que duró 90 minutos. Así, el fundador de Wikileaks fue liberado al fin del dia, después de haber pagado su fianza. Una nueva audiencia tendrá lugar el 11 de enero próximo para determinar si Assange será extraditado a Suecia. ------------------------------------------------------------------------------------------- 14.12.2010 La puesta en libertad de Julian Assange está condicionada al pago de una fianza de 240.000 libras, el equivalente a más de 280.000 euros, y a portar un brazalete electrónico de control. El fundador de Wikileaks deberá residir en Londres y no podrá salir de su domicilio de las 10:00 a las 14:00 horas y de las 22:00 a las 2:00 horas. Sujeto a control judicial, deberá presentarse todos los días en la comisaría a las 18:00 horas. No obstante, el fundador de Wikileaks permanece por el momento en prisión, pues las autoridades suecas apelaron esta decisión. El juez debe emitir un dictamen en 48 horas. __________________ Julian Assange en prisión preventiva en Gran Bretaña 08.12.2010 El juez británico Howard Riddle negó el 7 de diciembre de 2010 la puesta en libertad condicional del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, argumentando que éste podría huir si fuera liberado. El señor Assange se opuso a su extradición a Suecia. Una nueva audiencia tendrá lugar el próximo 14 de diciembre. Su abogado, Mark Stephens, señaló que presentará de nuevo la solicitud de libertad bajo fianza. Julian Assange, de nacionalidad australiana, recibió ayuda consular de su país. Numerosas personalidades británicas, entre ellas el director Ken Loach, se ofrecieron a pagar la fianza solicitada en caso de que fuera puesto en liberta condicional. Según el diario The Independent, se estarían llevando a cabo discusiones informales entre Washington y Estocolmo para lograr la extradición de Julian Assange a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por espionaje. Julian Assange declaró antes de su arresto haber tomado las medidas necesarias para garantizar la continuación de las actividades del sitio, en caso de que él fuera detenido. Así, WikiLeaks continúa hoy publicando telegramas de la diplomacia estadounidense. Durante este tiempo, WikiLeaks ha sido abandonado por sus prestadores de servicios en línea y ve sus recursos financieros en riesgo de agotarse rápidamente. Tras la decisión de PayPal de suspender la cuenta del sitio y del cierre de la cuenta de Julian Assange por parte de la Banca Postal suiza, MasterCard Internacional y Visa Europa anunciaron el 7 de diciembre de 2010 suspender los pagos a nombre de WikiLeaks. MasterCard se justifica calificando de “ilegales” las actividades del sitio. Visa Europa estaría estudiando si las actividades de WikiLeaks violan sus reglas de funcionamiento. Mientras que la justicia francesa se niega a pronunciarse sobre la suspensión del sitio, a solicitud de la empresa que lo alberga, OVH, el Consejo General de la Industria, la Energía y las Tecnologías (CGIET) debería pronunciarse en los próximos días sobre la factibilidad técnica y jurídica de la prohibición del sitio. Un estudio solicitado por Ministro de la Industria, encargado de la Economía Digital, Eric Besson. ______________________________ Llamado a la imparcialidad de la justicia británica tras el arresto de Julian Assange 7.12.10 Kenneth Clarke Secretario de Estado para la Justicia Ministerio de la Justicia Londres Reino Unido París, 7 de diciembre de 2010 Señor Secretario de Estado, Dado que Julian Assange, el fundador del sitio Wikileaks, acaba de ser arrestado por la policía británica, Reporteros sin Fronteras le solicita garantizar el respeto de los derechos de la defensa pese al clima de gran tensión que reina en torno a este caso. El proceso debe concentrarse específicamente en las acusaciones de orden privado de las que el señor Assange es objeto en Suecia. En ningún caso debe tratarse de un proceso por las publicaciones de Wikileaks. El señor Assange espera comparecer ante un juez que deberá decidir su extradición a Suecia, su permanencia en detención o su puesta en libertad. Si esta última opción tiene lugar, probablemente deberá pagar una fianza de al menos 100.000 libras (120.000 euros) y proporcionar seis garantías para evitar permanecer en prisión preventiva. Uno de los abogados del señor Assange, Mark Stephens, declaró el 4 de diciembre a Reporteros sin Fronteras que en general se debe esperar una decena de días entre la emisión de la última orden de arresto internacional y su recepción por la policía británica, salvo si el señor Assange “es objeto de un trato distinto”. El mismo Julian Assange se presentó ante la policía, este gesto de buena voluntad debe ser tomado en cuenta durante el examen del expediente. Reporteros sin Fronteras ha condenado en varias ocasiones los bloqueos, los ciberataques y las presiones políticas contra el sitio Wikileaks. Es, de hecho, la primera vez que constatamos un intento de censura a escala internacional de un sitio cuya vocación primera es la transparencia. Por ello, solicitamos a la justicia británica examinar el caso del señor Assange con toda la imparcialidad que se requiere, e independientemente de todas las presiones gubernamentales exteriores. Al parecer, las autoridades de algunos países buscan obtener la condena del señor Assange o al menos evitar que continúe sus actividades, para frenar las revelaciones de Wikileaks, en menosprecio de la libertad de información. Recordamos que Wikileaks ha realizado una útil labor haciendo públicas las gravísimas violaciones de los derechos humanos cometidas en nombre de la “guerra contra el terrorismo” durante el último decenio. Agradeciéndole de antemano la consideración de nuestra solicitud, le enviamos Señor Secretario de Estado, nuestros saludos más cordiales. Respetuosamente, Jean-François Julliard Secretario General de Reporteros sin Fronteras