Noticias

27 Abril 2010 - Actualizado el 20 Enero 2016

La documentalista Elena Varela fue liberada


Reporteros sin Fronteras celebra que la documentalista Elena Varela López haya sido exonerada el 22 de abril de 2010. Autora de un documental dedicado al pueblo indígena mapuche, la cineasta y productora fue arrestada el 7 de mayo 2008 acusada de “asociación ilícita para delinquir” y “vínculos con un grupo terrorista”.

Tras siete día de juicio y recibir las declaraciones de 20 testigos y peritos, el Tribunal Oral en lo Penal de Villarica absolvió de los cargos a la periodista, ya que la fiscalía no logró acreditar las pruebas que presentaba.

Elena Valera López, quien estuvo en prisión preventiva durante tres meses, estaba acusada de ser la autora intelectual de dos asaltos a mano armada cometidos en 2004 y 2005 contra sucursales bancarias, en complicidad con la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN). El 27 de enero de 2009, la fiscalía solicitó una pena de quince años de cárcel. No obstante, la investigación estaba llena de sombras. En el pasado, la acusación de terrorismo han sido usadas contra documentalistas extranjeros que dedican su trabajo al conflicto territorial que enfrenta al pueblo mapuche y a las empresas forestales.

Foto: WordPress
_______

28.04.2010 - Reporteros sin Fronteras teme una sentencia negativa contra la documentalista Elena Varela

Reporteros sin Fronteras está seriamente preocupada ante la sentencia que tiene que dictar, el 29 de abril de 2009, el tribunal de Rancagua (Centro) en el caso de Elena Varela López. Autora de un proyecto de documental dedicado al pueblo indígena mapuche, la cineasta y productora podría ser condenada a quince años de cárcel por “asociación ilícita para delinquir” y “vínculos con un grupo terrorista” (leer el comunicado del 6 de junio de 2008).

“El dossier de cargos contra Elena Varela tiene muchas zonas de sombra y la sentencia, que debió dictarse el pasado 17 de marzo, se retrasó por una irregularidad en el procedimiento. La acusación de ‘terrorismo’ ya se uso antes con documentalistas extranjeros que dedicaron su trabajo al conflicto territorial que enfrenta al pueblo mapuche con empresas forestales. La condena de la cineasta, cuyo proyecto de documental cuenta con financiación pública, no tendría ningún sentido, salvo si se piensa que el tema tiene que continuar siendo tabú”, ha declarado Reporteros sin Fronteras.

Elena Varela pasó más de tres años en la Araucanía (extremo Sur) preparando el documental “Newen Mapuche” (“La fuerza de la gente de la tierra”), antes de que la detuvieran el 7 de mayo de 2008. En detención preventiva durante tres meses, la periodista es sospechosa de ser la autora intelectual de asaltos contra sucursales bancarias, cometidos en 2004 y 2005, en relación con la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN). El 27 de enero de 2009, el fiscal pidió para ella la pena de quince años de cárcel.

En una carta, que nunca recibió respuesta, dirigida a la Presidenta de la República Michelle Bachelet, Reporteros sin Fronteras hacía referencia a los aspectos dudosos del procedimiento, empezando por la confiscación del material usado, o grabado, por Elena Varela, en el marco de su trabajo de documentalista. ¿Qué hacía necesario retener ese material en una investigación que se refiere a hechos que no tienen ninguna relación con las actividades cinematográficas de la acusada? ¿Cómo es posible que una persona, acusada de cargos tan graves y a la que se podría suponer en busca y captura, haya conseguido una subvención económica del Estado para realizar una película? Y, finalmente, ¿por qué Elena Varela, que llevaba tres años localizada en Araucanía, fue detenida tan tarde?

Desde entonces se sumaron otros elementos a la controversia. Por insuficiencia de pruebas , no persevararon las acusaciones contra cinco personas detenidas en mayo de 2008, al mismo tiempo que la cineasta. Por otra parte, la sentencia prevista para el 17 de marzo quedó en suspenso porque a la defensa no se le comunicó la existencia de un nuevo querellante, nunca citado hasta entonces.

Los periodistas y documentalistas que se interesan por los Mapuches se exponen a riesgos y represalias. El 17 de marzo de 2008 estuvieron detenidos por poco tiempo, en Collipulli, Christophe Harrison y Joffrey Rossi, dos documentalistas franceses acusados de haber provocado un incendio y de “pertenecer a ETA”. El 3 de mayo siguiente se repitió la historia con los cineastas italianos Giuseppe Gabriele y Dario Ioseffi, también calificados de “terroristas” y después expulsados.