Noticias

22 Octubre 2019

Kazajistán: Condenan a 27 meses de cárcel por difamación al periodista Amangeldy Batyrbekov

Reporteros sin Fronteras (RSF) insta al sistema judicial kazajo a que anule la sentencia de 27 meses de prisión dictada el mes pasado contra el periodista Amangeldy Batyrbekov por cargos de difamación. La organización reitera su llamamiento a Kazajistán para que despenalice los delitos de prensa.

Kazajistán ha dado este último ejemplo de cómo persigue a los periodistas cuando apenas faltan unas semanas para su próximo Examen Periódico Universal por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, programado para el 7 de noviembre.

 

La sentencia de cárcel a Batyrbekov la dictó el 23 de septiembre un tribunal en Saryagash, en la región de Turkestán, al sur de Kazajistán, donde edita el periódico local Saryagash Info. El tribunal también le ordenó pagar más de 800,000 tenge (2,000 euros) por daños. Se espera que la audiencia de su apelación se celebre pronto.

 

Conocido en la región por sus reportajes de investigación sobre funcionarios y jueces del gobierno local, fue condenado por una serie de publicaciones en Facebook sobre la presunta corrupción dentro del sistema educativo en el distrito de Keles.

 

El juez que presidió el juicio ha sido objeto de varios artículos críticos de Batyrbekov y ya había condenado al periodista varias veces en el pasado, incluso en casos que ya habían sido juzgados. La defensa pidió la recusación del juez, pero esta solicitud fue rechazada. El testimonio de buena conducta que el periodista quería presentar en el juicio solo fue registrado después de la condena.

 

"Esta dura sentencia se ha impuesto al final de un juicio manchado por muchos defectos de procedimiento", asegura Johann Bihr, director del departamento para Europa del Este y Asia Central de Reporteros sin Fronteras. “Hacemos un llamamiento al sistema judicial para que celebre la apelación en una jurisdicción diferente y emita una decisión que se ajuste a los estándares internacionales de libertad de expresión. Y, por último, las autoridades kazajas deben despenalizar los delitos de prensa si quieren que su discurso sobre las reformas se tome en serio".

 

Unas 500 personas, entre las que se cuentan periodistas y activistas de la región de Turkestán, han firmado una carta abierta en la que piden a las autoridades nacionales que garanticen que la audiencia por la apelación de Batyrbekov será imparcial.

 

Al igual que Reporteros sin Fronteras, la ONU y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa han estado presionando durante mucho tiempo a las autoridades kazajas para que despenalicen los delitos de prensa. Encarcelar a los periodistas por difamación tiene un efecto aterrador que disuade a otros de tratar temas delicados. La despenalización es una de las principales recomendaciones en el informe que RSF presentó al Consejo de Derechos Humanos de la ONU antes de la próxima Revisión Periódica Universal de Kazajstán.

 

Kazajstán ocupa el puesto 158, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019 que publica Reporteros sin Fronteras.