Noticias

3 Abril 2014 - Actualizado el 20 Enero 2016

A Julio Ernesto Alvarado aún se le prohíbe ejercer su oficio de periodista


El periodista de Globo TV Julio Ernesto Alvarado, quien fue condenado a 16 meses de prisión por haber difamado a Belinda Flores Mendoza, decana de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, finalmente pudo evitar ir a prisión pagando una multa de 10 lempiras diarias (0,5 dólares diarios o unos 246 dólares en total). Sin embargo, se confirmó la condena de que no podrá ejercer el periodismo –se le prohibió desempeñar cualquier actividad relacionada con la difusión de información– durante 16 meses. En febrero de 2014 Reporteros sin Fronteras manifestó su desacuerdo con la decisión de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Honduras en un comunicado (véase a continuación) enviado al gobierno de Honduras con el apoyo de la periodista Dina Meza, el cual estaba dirigido al Presidente de la República de Honduras, Juan Orlando Hernández, y a la Ministra de Comunicaciones y Estrategia, Hilda Hernández, quien confirmó que recibieron el documento el 28 de marzo de 2014. Magistrados de la CSJ también tienen conocimiento del comunicado de nuestra organización. Se espera una resolución definitiva en junio de 2014. “Reiteramos nuestro rechazo a la decisión de la CSJ: impedir que un periodista realice su trabajo es algo similar a la censura y constituye una violación al derecho a la información. Exhortamos a los magistrados de la CSJ a que se abandone lo antes posible la condena que enfrenta el periodista”, expresó Camille Soulier, responsable del Despacho Américas de Reporteros sin Fronteras. Comunicado de prensa del 11 de febrero del 2014 Un periodista podría ir a la cárcel por difamación, por decisión de la Corte Suprema Julio Ernesto Alvarado, periodista y conductor de un programa del canal Globo TV, corre el riesgo de enfrentar una pena de un año y cuatro meses de prisión, así como la prohibición de desempeñar cualquier actividad relacionada con la difusión de información durante el periodo que dure la condena de prisión. El periodista está acusado de haber difamado a Belinda Flores Mendoza, decana de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Esto, por haber difundido información sobre los cargos presentados por la Corte Suprema de Justicia contra ella por la falsificación de títulos universitarios (irregularidad cometida cuando ella fungía como secretaria general de la dependencia). Si bien aún no se dicta la sentencia, la prohibición de ejercer su profesión es efectiva desde ahora. “Reporteros sin Fronteras desaprueba firmemente la decisión de la CSJ, que busca impedir que el periodista ejerza su trabajo de difusión e información. Pedimos a la corte que reconozca el carácter aberrante de la acusación y que suprima lo antes posible esta sanción desproporcionada y liberticida”, señaló Camille Soulier, responsable del Despacho Américas de Reporteros sin Fronteras. Belinda Flores acusó al periodista de difamación y llevó el caso ante el Tribunal de Primera Instancia. El 25 de marzo 2012 el Tribunal de Sentencias declaró inocente al periodista. Sin embargo, Belinda Flores apeló esta decisión con un recurso de Casación. La Corte Suprema, a través de la Sala Penal, le dio la razón a la funcionaria en un primer veredicto, que declara a Julio Ernesto Alvarado culpable de difamación. Reporteros sin Fronteras recuerda que no es la primera vez que el periodista se encuentra en el punto de mira de las autoridades. En marzo de 2012 fue víctima de preocupantes medidas de vigilancia. (Foto: Conexihon.hn)