Noticias

15 Junio 2020

Irán: la justicia iraní vuelve a ensañarse con la periodista Narges Mohammadi

Narges Mohammadi afronta nuevos cargos judiciales, a los que se ha visto obligada a responder desde su celda. Reporteros sin Fronteras (RSF) condena este nuevo encarnizamiento por parte de las autoridades judiciales iraníes hacia esta periodista y activista de derechos humanos, encarcelada en Irán desde 2015.

Ha sido el hermano de Narges Mohammadi quien ha denunciado la nueva y absurda acusación contra la periodista. En una carta abierta a las autoridades judiciales iraníes, Mehdi Mohammadi, refugiado en Noruega, explica que su hermana está acusada de "bailar en prisión durante los días de duelo por el del asesinato del imán chií Hussein". Sin embargo, continúa, "¿quién puede creer que esta mujer, conocida por todos como musulmana, bailaría en un día de luto?".

 

El tribunal de la ciudad de Zanjan, ubicada a unos 300 km al norte de Teherán y donde está detenida la periodista, decidió el 5 de mayo "transportar la sala del tribunal y a un juez a la prisión para escuchar su defensa ", añade Mehdi Mohammadi. "Tampoco se le permitió salir a ver a un médico, que se desplazó a su celda. La tratan como terrorista".

 

"El ensañamiento que sufre Narges Mohammadi evidencia la discriminación judicial ordenada por el Ministerio de Inteligencia y los altos funcionarios del sistema de justicia iraní", denuncia Reza Moini, jefe del departamento de RSF para Irán y Afganistán. "La organización hace un llamamiento al Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en Irán, Javaid Rehman, para que actúe rápidamente en su nombre y haga todo lo posible para obtener la liberación de la periodista que más tiempo lleva encarcelada en Irán".

 

Detenida el 5 de mayo de 2015, Narges Mohammadi es periodista y portavoz del Centro para los Defensores de los Derechos Humanos. La condenaron a seis años de prisión por "actividades contra la seguridad nacional" y "propaganda contra el régimen". Un año después, en Teherán, un nuevo juicio le impuso una condena de 16 años de cárcel. Según una ley aprobada en el verano de 2015, un acusado condenado por varios delitos solo cumple la condena principal. Ella fue sentenciada oficialmente a 10 años. A finales de 2019, la transfirieron de manera arbitraria y violenta de la prisión de Teherán a la de Zanjan y se enfrentó a nuevos cargos. Sufre serios problemas de salud.

 

Narges Mohammadi tiene 47 años y lleva ocho meses privada de contacto con su esposo, Taghi Rahmani, y sus hijos, exiliados en París. La alcaldesa de la capital francesa, Anne Hidalgo le otorgó la medalla de la ciudad de París en mayo de 2016.

 

Mohammadi es una de las protagonistas del proyecto de RSF España “La voz de”, por el que periodistas españoles mantienen vivas las voces y causas de sus colegas encarcelados. El pasado 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, numerosas personalidades del periodismo español y la cultura grabaron vídeos para apoyar su puesta en libertad y la de otros periodistas encarcelados en todo el mundo por informar. Estos testimonios de adhesión se difundieron en redes sociales con el hashtag #periodismoconfinado.

 

Irán ocupa la posición 173, de 180 países, en la Clasificación Mundial de Libertad de Prensa 2020 de RSF.