Noticias

16 Octubre 2019

Irán: Cuatro periodistas condenados a un total de 30 años de cárcel

Reporteros sin Fronteras condena la continua persecución a periodistas en Irán y pide a las autoridades que revoquen las últimas penas de prisión impuestas a cuatro informadores.

Porya AlamiTahereh RiahaiAlieh Motalebzadeh y Kiomars Marzban han sido sentenciados a 12 meses, 30 meses, tres años y 23 años de cárcel respectivamente. Todos ellos tendrán prohibido dejar el país tras la condena y el ejercicio de otras actividades periodísticas o sociales.

Kiomars Marzban fue detenido en julio de 2018 cuando visitaba a su madre enferma en Irán, rompiendo el exilio autoimpuesto en Malasia desde 2009. Fue acusado de “colaborar con enemigos del Estado”, “insultar a lo sagrado y la religión”, desarrollar “actividades antigubernamentales” e “insultar al Líder Supremo y al Fundador de la República Islámica”.

Un tribunal de apelación acaba de confirmar la condena a 23 años de cárcel impuesta inicialmente por un tribunal revolucionario de Teherán en agosto. Aunque, bajo la legislación adoptada en 2015, los condenados por varios cargos servirán exclusivamente la pena más elevada, por lo que su sentencia se resume a once años de prisión.

Tahereh Riahai ha sido sentenciada a 30 meses de cárcel. Fue detenida por agentes del ministerio de Inteligencia en diciembre de 2016. Estuvo cuatro meses aislada en la sección 209 de la cárcel de Teherán, hasta que fue finalmente puesta en libertad en junio de 2017 pendiente de juicio y el pago de una fianza de 270.000 euros.

La fotoperiosta Alieh Motalebzadeh, activista defensora de los derechos humanos y vicepresidenta de la Asociación para la Defensa de la Libertad de Prensa, ha recibido la notificación oficial del tribunal de apelación confirmando la condena impuesta por un tribunal revolucionario en agosto de 2017 a tres años de cárcel por “reunión y conspiración contra la seguridad nacional”. Fue detenida inicialmente en noviembre de 2016 y puesta en libertad también con una fianza de 270.000 euros.

Porya Alami, periodista del diario Shargh se encuentra entres los 12 periodistas detenidos en menos de 24 en enero de 2013. La mayoría fueron puestos en libertad un mes después a la espera de los juicios posteriores. Según su abogado, Kaveh Rezvani, fue condenado inicialmente por un tribunal revolucionario, pero la pena quedó suspendida. Sin emabargo, el tribunal de apelación le ha condenado ahora a un año de cárcel. Rezvani ha pedido que le caso vuelva al alto tribunal.

Reporteros sin Fronteras ha sabido mientras tanto que el fotoperiodista Noushin Jafari, detenido el 3 de agosto por “insultar a los sagrados valores del Islam” en Twitter, fue puesto en liberad bajo fianza el 14 de octubre.

Irán ocupa el puesto 170 de los 180 países que conforman la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros sin Fronteras.