Noticias

1 Mayo 2020

Irán: crece la preocupación por los periodistas iraníes refugiados en Turquía

Behnam Mohammadi, Kayhan london
Reporteros sin Fronteras (RSF) pide a las autoridades turcas y a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que hagan todo lo posible por garantizar la seguridad de los periodistas iraníes que han huido a Turquía y por acelerar su reasentamiento en terceros países, ya que su situación ha empeorado con la epidemia de coronavirus.

Un total de doce periodistas profesionales y periodistas ciudadanos iraníes que huyeron de Irán para escapar de la violencia, de las detenciones y de los encarcelamientos arbitrarios, se encuentran actualmente en una situación extremadamente difícil en Turquía.

 

A medida que Turquía se acerca a Irán, estos refugiados y sus familias continúan expuestos a la posibilidad de persecución por parte de las agencias de inteligencia iraníes. Al mismo tiempo, los servicios de inmigración turcos son extremadamente reacios a proporcionarles la cooperación administrativa que necesitan para completar sus solicitudes de asilo y reasentamiento en países más seguros. La crisis del coronavirus ha venido a agravar todos sus problemas.

 

Burocracia intratable

 

Hasta finales de 2018, los refugiados que llegaron a Turquía solicitaban asilo directamente al ACNUR. Pero ya no es así. En su web, ACNUR indica que:“El Estado de Turquía es el principal proveedor de protección en el país. Por lo tanto, el registro ante las autoridades turcas es la forma más importante de garantizar sus derechos en Turquía".

 

Este cambio ha tenido un gran impacto en los refugiados. Las solicitudes de los periodistas iraníes ahora deben ser examinadas por las autoridades de inmigración y la policía turcas, quienes se toman su tiempo. La espera es ahora aún más larga porque Estados Unidos, que solía aceptar solicitudes de asilo y reasentamiento bajo el presidente Obama, dejó de hacerlo por orden de Trump.