Noticias

10 Junio 2019

India: RSF analiza la propiedad de los medios en India

Screenshot of india.mom-rsf.org/
Reporteros Sin Fronteras ha publicado una investigación exhaustiva sobre la propiedad de los medios en India, un país que acaba de salir de un proceso electoral que ha confirmado en el gobierno al Primer Ministro Narendra Modi. Destacan aspectos inquietantes: un alto nivel de concentración, condicionantes políticos, a veces comprometedores, y un arsenal jurídico ineficiente.

"La democracia más grande del mundo", ¿detrás de un cliché más o menos desgastado permite el paisaje mediático indio el ejercicio del libre juego democrático a cada ciudadano? Responder a esta pregunta es la finalidad de la investigación del Media Ownership Monitor (Observatorio de la Propiedad de los Medios, MOM, en sus siglas en inglés). El estudio se ha llevado a cabo en seis meses entre Reporteros Sin Fronteras y la organización india DataLEADS, y está disponible en la plataforma de MOM, india.mom-rsf.org, en inglés e indio.

Expansión

"Los resultado de MOM en India muestran que la existencia de un amplio abanico de medios a nivel nacional no se traduce en un paisaje mediático verdaderamente plural", advierte Michael Rediske, presidente del consejo internacional de Reporteros Sin Fronteras. "Esta investigación nos permite elaborar una base de datos que permita la comprensión de la propiedad de cada medio y quién lo controla".

El paisaje mediático indio es la imagen del país: en expansión. Según las últimas cifras, fechadas a 31 de marzo de 2018, en India existen 120.000 periódicos registrados como órganos de información, de ellos 36.000 diarios. También se cuentan 550 emisoras de radio FM, y 880 canales de televisión, de los que 380 se presentan como canales dedicados a la actualidad y a la información. El número de sitios de internet dedicados a la información es tan grande como inaccesible. Sin embargo, como muestran los resultados de MOM, estas cifras ocultan una gran tendencia a la concentración y al control de contenidos de la opinión pública.

"India es uno de los países con más medios del mundo" destaca Syed Nazakat, director de DataLEADS. "Pero el nivel de concentración señala a un reducido número de propietarios en todo este paisaje. Nuestra investigación se ha centrado en mostrar la influencia que tienen estas estructuras accionariales en el pluralismo de los medios. El estudio permite transparentar la propiedad de los medios, absolutamente fundamental para la credibilidad de los órganos de prensa y su relación con los ciudadanos".

Muchos medios, pocos actores

La prensa escrita está particularmente concentrada. A nivel nacional cuatro diarios se reparten tres cuartos del mercado en lengua india (Dainik Jagran, Hindustan, Amar Ujakla y Dainik Bhaskar). El fenómeno es aún mayor a nivel regional para las publicaciones en lengua vernácula (bengalí, pendjabi, ourdou, etc...) en cada estado los dos principales medios concentran casi siempre más de la mitad del mercado.

Sobre el control de la información, el sector de las radios esta al 100% bajo la influencia de la radio pública All India Radio (AIR). Las emisoras privadas sólo disponen de una licencia para difundir programas de música o de entretenimiento y tienen oficialmente prohibido producir contenidos informativos.

En cuanto al sector de la televisión, las cifras de audiencia son secretas, y sólo están a disposición del Consejo de investigación de audiencias audiovisual, una entidad a cargo de regular el sector. Según esta entidad, revelar esta información supondría revelar secretos industriales, no sólo un tema de interés público.

Lagunas jurídicas

Por las enormes lagunas jurídicas que caracterizan las diferentes disposiciones destinadas a la regulación de los medios en India no existe ninguna limitación fija para la concentración del accionariado de los canales de prensa escrita o audiovisual. Peor aún, la ley no dice nada sobre las participaciones cruzadas, según la naturaleza de los medios.

La investigación de Reporteros Sin Fronteras permite identificar a los propietarios de cada medios gracias a una base de datos cedidos por el ministerio indio de empresas, a excepción del grupo que general el sitio de información independiente Scroll.in (porque está inscrito en Delaware, Estados Unidos) y es el único medio que mantiene confidencial el número de accionistas.

Esta aparente transparencia se debe a un fenómeno pernicioso: las estructuras de la mayoría de los grupos de prensa se caracterizan por altos niveles de complejidad que permiten disimular la identidad de los verdaderos propietarios y o bordear las leyes.

Proximidades políticas

Este alto nivel de concentración está acompañado también de fenómenos recurrentes de pertenencia o cercanía política de los propietarios de los medios. La mayoría de ellos mezclan alegremente negocios y política. Cuanto más concentrados a nivel local, más evidentes los vínculos con la política.

Así, el principal canal de televisión del estado de Odisha, al este de la India, pertenece a la familia Panda. Uno de sus miembros, Baijayant Jay Panda, es el vicepresidente y portavoz oficial del partido del Primer Ministro Modi. También en Assam, al noreste del país, el propietario del principal canal, NewsLive, participa en el gobierno regional, también dominado por el partido de Moda.

Chantaje con anuncios 

Los condicionantes políticos son más preocupantes si cabe cuanto más dependientes son los medios de los anuncios oficiales de diferentes gobiernos, el fenómeno se acentúa sensiblemente a nivel local. Esta dependencia permite a ciertos poderes políticos ejercer un chantaje sobre los anuncios publicitarios, como ya denunció recientemente RSF en el estado de Cachemira, al norte del país.

Los partidos políticos, son además ellos mismos inversores en los espacios publicitarios de los medios. El partido del Primer Ministro Modi es uno de los principales, si no el principal, anunciante en todo el país. En este clima, algunos sitios de información anglófonos, como The Hoot, Scroll.in o AltNews, ofrecen puntos de vista independientes, aunque su número de lectores es confidencial.

La propiedad de los medios, un problema global

A iniciativa de Reporteros Sin Fronteras, el Media Ownership Monitor (Observatorio de la Propiedad de los Medios, MOM, en sus siglas en inglés) es un proyecto global de investigación. Financiado por el gobierno alemán, ha desgranado ya la propiedad de los medios de los siguientes países: Albania, Argentina, Brasil, Camboya, Colombia, Egipto, Ghana, Líbano, Marruecos, México, Mongolia, Filipinas, Serbia, Sri Lanka, Perú, Ucrania, Tanzania, Tunez y Turquía. Además de la India, el proyecto MOM tiene planificado este año publicar su investigación en Paquistán y Birmania.

Cabe recordar que India ha caído dos plazas en la última Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.