Noticias

31 Octubre 2007 - Actualizado el 20 Enero 2016

Inculpados los periodistas junto con los miembres de el arca de Zoé: Reporteros sin Fronteras manifiesta su conmoción y decepción


Reporteros sin Fronteras manifiesta su decepción y conmoción tras la inculpación, por “secuestro de menores” y “estafa”, de Marc Garmirian, periodista reportero gráfico de imágenes de la agencia Capa, y Jean-Daniel Guillou, fotógrafo independiente de la agencia Syncro X, junto con los responsables de la asociación El Arca de Zoé, sobre los que efectuaban un reportaje.
Reporteros sin Fronteras manifiesta su decepción y conmoción tras la inculpación, por “secuestro de menores” y “estafa”, de Marc Garmirian, periodista reportero gráfico de imágenes de la agencia Capa, y Jean-Daniel Guillou, fotógrafo independiente de la agencia Syncro X, junto con los responsables de la asociación El Arca de Zoé, sobre los que efectuaban un reportaje. Otra periodista, Marie-Agnès Peleran, de la redacción de France 3 Mediterranée, presente en Tchad a título personal, ha sido detenidA e inculpada con el grupo, cuando grababa la operación con material prestado por su redacción. “A pesar de las pruebas materiales, las autoridades de Tchad se obstinan en prolongar la injusticia sufrida por Marc Garmirian y Jean-Daniel Guillou. Siguen sin hacernos caso, cuando resulta evidente que el caso de los periodistas no se puede confundir con el de los miembros de la asociación. Por tanto, hay que movilizarse y repetir, hasta que nuestros colegas recobren la libertad, que los periodistas son neutrales y que, en ningún caso, han tomado parte en el delito que se pueda haber cometido”, ha declarado la organización. Reporteros sin Fronteras tiene previsto acudir inmediatamente a Tchad, para apoyar la causa de los periodistas encarcelados ante las autoridades de N'Djamena. El 29 de octubre de 2007 por la noche, el fiscal de Abéché (este de Tchad) solicitó la inculpación de Marc Garmirian y Jean-Daniel Guillou por “secuestro de menores tendente a comprometer su estado civil” y “estafa”, junto con el de seis responsables de la asociación El Arca de Zoé. Un juez de instrucción de la ciudad se hizo cargo de la requisitoria al final de la noche, y procedió a su inculpación. Preguntado por Reporteros sin Fronteras, el letrado Jean-Daniel Daniel Padaré, abogado tchadiano de Marc Garmirian, ha manifestado que los dieciséis europeos deben ser trasladados “entre el 30 y el 31 de octubre” a N'Dajema, la capital. Deberían quedar internados en el centro de detenciones para cumplir la detención preventiva, según él. Los militares tchadianos detuvieron a ambos periodistas el 25 de octubre en el aeropuerto de Abéché, cuando efectuaban un reportaje sobre el intento de evacuación de 103 niños africanos a Francia, por iniciativa de la asociación El Arca de Zoé. Preguntado acerca de las razones por las que los dieciséis europeos deben ser trasladados a N'Djamena, el letrado Padaré ha dicho que podría tratarse de “razones de seguridad”, porque las autoridades tchadianas teman que la población intente tomarse represalias con los detenidos.