Noticias

1 Octubre 2008 - Actualizado el 20 Enero 2016

“Incomprensión total” ante el rechazo al proyecto de nombramiento de un Relator especial de Naciones Unidas para los derechos humanos


El 23 de septiembre de 2008, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas rechazó el proyecto de resolución destinado a nombrar un Relator especial sobre la situación de los derechos humanos en Turkmenistán. El proyecto había sido propuesto por la Unión Europea, Canadá, Suiza y Uruguay. “Manifestamos nuestra total incomprensión ante la incapacidad de Naciones Unidas para poner en marcha un seguimiento de la situación de los derechos humanos en Turkmenistán. Sin embargo, se trata de uno de los países más represivos del mundo y es indispensable presionar a sus autoridades para mejorar la situación de los derechos humanos, y de la libertad de prensa”, ha declarado Reporteros sin Fronteras. El 15 de septiembre de 2008 se reunió, por primera vez y a puerta cerrada, el Consejo de Derechos Humanos para abordar la cuestión de dichos derechos en Turkmenistán. El 23 de septiembre se reunió de nuevo para pronunciarse sobre el proyecto de nombramiento de un experto. El proyecto fue rechazado y ninguno de sus miembros ha hecho comentarios. Como el Consejo de Derechos Humanos no tiene portavoz, es habitual considerar las votaciones como tomas de posición. Turkmenistán figura en el puesto 167, entre 169, en la clasificación mundial de la libertad de prensa, elaborada por Reporteros sin Fronteras. Su presidente, Gurbanguly Berdymukhamedov forma parte de los predadores de la libertad de prensa, y de los enemigos de Internet. En esta ocasión, Reporteros sin Fronteras quiere recordar la gran preocupación que siente por el periodista Annakurban Amanklytchev y el defensor de los derechos humanos Sapardourdy Khadjiev. Ambos llevan internados desde 2006 en la cárcel de Turkmenbachi. Fueron condenados a siete años de reclusión por colaborar con una periodista francesa, que efectuaba un reportaje sobre Turkmenistán. El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas se creó el 15 de marzo de 2006, para suceder a la antigua Comisión de Derechos Humanos. El Consejo es permanente y prevé un examen periódico de sus miembros. Cuarenta y siete países, elegidos por mayoría absoluta en la Asamblea General de Naciones Unidas, tienen escaño en el Consejo para una duración de tres años.