Noticias

5 Diciembre 2013 - Actualizado el 20 Enero 2016

Incentivo a la impunidad: en libertad, uno de los acusados en el asesinato del periodista José Agustín Silvestre


Reporteros sin Fronteras expresa su consternación al saber que Fermín Marcelino Calderón (foto interior), uno de los acusados de haber participado en el homicidio de José Agustín Silvestre, alias “Gajo” (foto exterior), secuestrado y asesinado el 2 de agosto de 2011, fue puesto en libertad bajo fianza. La decisión de poner en libertad bajo fianza al acusado fue tomada por la jueza de San Pedro de Macorís (este), Haydeliza Henriquez, el 29 de noviembre de 2013. El Ministerio Público dijo que apelaría esta decisión. “En vista de la gravedad de los cargos que pesan contra Fermín Marcelino Calderón en el caso Silvestre, el hecho de que se le ponga en libertad bajo fianza aparece como una curiosa medida de clemencia. ¿Qué garantiza que el acusado asista a su juicio, como está previsto? ¿Qué motivó a la jueza Henríquez a tomar tal medida? Es la segunda vez que personas acusadas de haber asesinado a un periodista que estaban siendo juzgadas gozan de una excarcelación. Esta decisión despierta sospechas respecto a un sistema judicial en el que la libertad puede comprarse hasta en los casos más graves”, señaló Reporteros sin Fronteras. Además de estar implicado en el asesinato de José Agustín Silvestre, Fermín Marcelino Calderón está acusado de blanquear dinero para Matías Avelino Castro, acusado de ser el autor intelectual del crimen. “Este episodio tiene lugar cuando, por el contrario, los periodistas dominicanos siguen enfrentando, sin césar, procesos judiciales por ‘difamación’ en los que se les pide pagar sumas estratosféricas por daños y perjuicios. Reporteros sin Fronteras considera que la reforma del Código Penal que se encuentra en curso sigue siendo muy limitada, pues sólo atenúa las penas por los delitos de prensa, no los despenaliza”, agrega la organización. Diversos casos ilustran una situación aún preocupante. El senador Félix Bautista demandó al periodista Juan Taveras Hernández, de la radio Z-101, al propietario de la estación, Bienvenido Rodríguez, así como a su director, Willy Rodríguez, por “difamación”. El senador pide una compensación de cerca de 1,16 millones de dólares. Se prevé que el juicio tenga lugar el 15 de enero de 2014. Asimismo, Robert Vargas, jefe de información del sitio web informativo Ciudadoriental.org, y Julio Benzant, periodista del mismo medio de comunicación, también están acusados de “difamación” por el diputado Alfredo Martínez. Por su parte, los periodistas Luis Eduardo Lora (Huchi), de Teleantillas, y Juan Bolívar Díaz, de Telesistema, fueron acusados de “traición a la patria” por el movimiento nacionalista Red Nacional por la Defensa de la Soberanía, por haber criticado la decisión del Tribunal Constitucional de quitarle la nacionalidad a los dominicanos de ascendencia haitiana. Estos periodistas son blanco de una verdadera campaña de odio.