Noticias

29 Noviembre 2019

Hungría: RSF insta al gobierno húngaro a condenar con firmeza los ataques a los periodistas Gábor Miklósiv y Andras Dezso

/DR
Personas sin identificar han llenado las calles de Budapest de carteles antisemitas y de odio contra dos periodistas de Index, un sito de información húngaro. Reporteros sin Fronteras pide al Gobierno que condene públicamente estos ataques.

Los periodistas de Index, un de los pocos sitios de información independiente de Hungría, son blanco de una campaña de difamación: los carteles que aparecieron en Budapest el 23 y 24 de noviembre representan a Gábor Miklósiv y Andras Dezso frente a una bandera israelí con el lema "Nosotros también venimos del otro lado de la frontera". Pero se trata de la punta del iceberg de una campaña de acoso previa por parte de medios progubernamentales y de extrema derecha.

La polémica se remonta al 15 de noviembre de 2019, cuando el periodista Gábor Miklósiv permaneció sentado y no cantó el himno "Without You" en un partido oficial de FC DAC, ignorando que es una canción muy popular en círculos de extrema derecha. Se justificó posteriormente alegando que sólo se levanta por el himno oficial de Hungría. Pero los medios progubernamentales de extrema derecha no hicieron la misma interpretación atacándole en los días posteriores y llegándole a calificar de "monstruo" y de "alien". El 20 de noviembre, László Toroczkai, presidente del movimiento de extrema derecha "Nuestro país", organizó una conferencia de prensa ante la redacción de Index para acusar a Gábor Miklósi de tener un comportamiento "antihúngaro".

Andras Dezso también ha sido blanco de estos ataques por un informe sobre los solicitantes de asilo.

"La campaña electoral para las europeas de hace meses ha hecho resurgir un movimiento nacionalista y populista que ha inquietado a la comunidad judía en Hungría. Se han recrudecido los discursos antisemitas y la violencia. Resulta por ello imperativo que el Gobierno haga un discurso claro sobre estos incidentes", advierte Pauline Adès-Mevel, responsable de la oficina de unión Europea - Balcanes de Reporteros sin Fronteras. "Estos casos de antisemitismo son inadmisibles y deben ser condenados alto y claro por el Gobierno", añade.

RSF recuerda que toda forma de estigmatización, intimidación y difamación contra los periodistas resulta inaceptable y reclama una condena oficial e inmediata por parte del gobierno húngaro.

La asociación nacional de periodistas húngaros y las embajadas estadounidense e israelí en Budapest han denunciado estos ataques, mientras el alcalde de la ciudad prometió retirar los carteles al día siguiente. Cabe recordar también que estos ataques se suman a las presiones contra medios independientes iniciadas tras la vuelta al poder de Viktor Orban en 2010.

Es necesario que se asegure la independencia de los medios y la protección a los periodistas en Hungría, país que ocupa actualmente el puesto 87 de la Clasificación Mundial de la Libertad dePrensa que elabora anualmente Reporteros sin Fronteras. Ha retrocedido 14 plazas en un año.