Noticias

28 Mayo 2020

Hong Kong: as medidas de "seguridad nacional" de Pekín amenazan a los periodistas la libertad de prensa

PHOTO: ISAAC LAWRENCE / AFP
Reporteros sin Fronteras (RSF) denuncia la decisión de Pekín de imponer medidas de "seguridad nacional" en Hong Kong que pondrán en peligro a los periodistas y la libertad de prensa en el territorio.

La Asamblea Popular Nacional de China adoptará una ley este jueves, 28 de mayo, para "salvaguardar la seguridad nacional". Dicha norma autorizará a Pekín a imponer medidas en la Región Administrativa Especial de Hong Kong para "detener o castigar cualquier actividad extranjera en Hong Kong que tenga como objetivo la secesión, subversión, infiltración y destrucción".

 

No cabe duda de que esta decisión, al reforzar el control del régimen autoritario sobre la antigua colonia británica -en principio autónoma hasta 2047-, le permitirá pisotear más fácilmente los derechos garantizados por el principio "un país, dos sistemas ", incluida la libertad de prensa.

 

A través de una serie de grandes protestas pacíficas el pasado año, los residentes de Hong Kong lograron que la administración pro Pekín de la región abandonara un proyecto de ley que permitía la extradición al continente, lo que representaba una gran amenaza para los periodistas y sus fuentes.

 

"Si Pekín logra imponer esta ley de seguridad nacional, los residentes de Hong Kong ya no podrán considerar que la libertad de prensa y la seguridad de los periodistas están garantizadas", recuerda Cédric Alviani, director de la oficina de Asia Oriental de RSF. "La seguridad nacional es el pretexto que las autoridades chinas utilizan con mayor frecuencia para justificar el encarcelamiento de periodistas en condiciones que representan una amenaza para sus vidas, llegando incluso a imponer una cadena perpetua".

 

En un informe publicado el año pasado, la Asociación de Periodistas de Hong Kong denunció las restricciones del acceso a la información oficial, el aumento del hostigamiento a corresponsales extranjeros y la intimidación a los anunciantes de medios independientes. En un informe de RSF publicado en 2016, ya se denunció el acoso físico y las presiones económicas y judiciales a las que están sometidos los periodistas de Hong Kong.

 

Hong Kong ha caído en picado en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF  del puesto 18 en 2002 al 80 que ocupa en 2020. La República Popular de China es el mayor carcelero de periodistas del mundo con más de 113 detenidos ocupa el puesto 177 en la Clasificación 2020.