Noticias

16 Noviembre 2015 - Actualizado el 20 Enero 2016

Homenaje de RSF a Anna y Aurélie


La comunidad de Reporteros sin Fronteras (RSF) está de luto por la muerte violenta de varios de sus allegados, fallecidos en los atentados del 13 de noviembre en París.
Anna Pétard Lieffrig, de 24 años de edad, realizó prácticas profesionales en nuestra organización de marzo a septiembre de 2013. Fue nuestra “leal diseñadora” gráfica, como ella misma escribía. La asesinaron frente al restaurante Le Petit Cambodge, junto a su hermana Marion. Expresamos nuestro más sentido pésame a sus padres. Siempre guardaremos el recuerdo de Anna, una joven brillante y alegre. También lamentamos la muerte de Aurélie, de 33 años de edad, una de las hijas de Jean-Marie de Peretti, uno de los más antiguos miembros del Consejo de Administración de RSF, nuestro amigo. Luminosa, en palabras de su padre, la asesinaron en el Bataclan, en un concierto con el que soñaba. Delphyne, la hermana de Aurélie, trabajó en RSF, era encargada de la organización de eventos. Jean-Marie, Delphyne, la comunidad de RSF está con ustedes. El Consejo de Administración, todos los colaboradores y excolaboradores, así como las secciones de nuestra organización, expresan su más sentido pésame a los allegados de Aurélie y Anna. Aún las palabras más fuertes no son suficientes frente a este dolor, pero compartimos su pena. El próximo martes 17 de noviembre se realizará en Estrasburgo un homenaje a Aurélie, Anna y su hermana Marion durante la ceremonia de entrega de los Premios RSF por la Libertad de Prensa. Nuestra organización lleva a cabo una incesante lucha contra los grupos radicales que crean hoyos negros de la información y contra los regímenes que nutren las ideologías hostiles a la libertad. Continuaremos defendiendo a los periodistas que revelan la realidad de los conflictos, los apoyos ocultos a la violencia o el despotismo que favorece el terrorismo. El periodismo libre e independiente, abierto y lúcido, valiente, el único digno de este nombre, permitirá llevar consigo la vida.