Noticias

14 Septiembre 2018

Haití: A seis meses de la desaparición del periodista Vladjimir Legagneur, la investigación se estanca

Seis meses después de la desaparición del fotógrafo haitiano Vladjimir Legagneur, la investigación se encuentra en punto muerto. Reporteros sin Fronteras (RSF) insta a las autoridades a ofrecer respuestas a la familia y los colegas del periodista.

El 14 de marzo de 2018 el fotógrafo independiente haitiano Vladjimir Legagneur salió de su casa para hacer un fotorreportaje en Grand Ravine, en el barrio de Martissant, una de las zonas más pobres y violentas de Puerto Príncipe, la capital. Nunca regresó.

 


El 16 de marzo de 2018 la esposa del periodista denunció su desaparición ante la Dirección Central de la Policía Judicial (DCPJ) y ante la fiscalía de Puerto Príncipe. Días después de su desaparición la policía anunció que había encontrado restos humanos en un terreno baldío cercano a la zona donde se había visto a Vladjimir por última vez. Pese a la insistencia de sus familiares y de asociaciones de periodistas locales, las autoridades nunca dieron a conocer públicamente los resultados de las pruebas de ADN efectuadas en los restos humanos encontrados.


Desde entonces, ni la DCPJ ni la justicia haitiana han dado a conocer avances de la investigación. El 31 de agosto de 2018 el portavoz de la policía incluso dio a entender que la investigación no seguía desarrollándose, pues señaló: “si hay una investigación, la persona encargada de realizarla es la que debería dar información”.


“Es inaceptable que seis meses después de la desaparición del periodista, ni la policía ni la justicia hayan podido ofrecer nuevos elementos sobre este caso”, señaló Emmanuel Colombié, director del Despacho América Latina de RSF. “Este silencio es un suplicio para las personas cercanas a Vladjimir Legagneur. Las autoridades haitianas tienen la responsabilidad de encontrar al fotógrafo, determinar las causas de su desaparición e identificar a los autores de estos hechos”, añadió.   


Vladjimir Legagneur, de 30 años de edad, colaboró con el diario Le Matin y con la agencia de noticias digital Loop Haïti. Además de abordar temas de actualidad, antes de su desaparición cubría temas sociales y trabajaba para ONG.


Haití ocupa el lugar 60, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada por RSF en 2018.