Noticias

29 Marzo 2019

Filipinas: Nuevos cargos falsos contra el digital Rappler y su editora, Maria Ressa

Une manifestante proteste contre les violations de la liberté de la presse le 14 février dernier, au lendemain du placement en détention de Maria Ressa, directrice de Rappler (photo : Ted Aljibe / AFP).
Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena los cargos falsos que se han presentado este 27 de marzo contra Maria Ressa, editora ejecutiva del diario digital filipino Rappler, contra su editora gerente y otros cinco miembros de la junta directiva del medio en 2016.

----------------------------------------------------------------------------

Actualización

En el extranjero, durante el incidente, Maria Ressa fue arrestada el viernes por la mañana cuando llegó al aeropuerto de Manila, Filipinas. Fue llevada ante un tribunal unas horas después, antes de ser puesta en libertad bajo fianza

-----------------------------------------------------------------------------

Maria Ressa y sus colegas fueron acusados de violar la legislación del país que prohíbe la propiedad extranjera de los medios de comunicación filipinos. La acusación no ha presentado hasta la fecha ningun hecho comprobado, y se trata de la última de una serie de procedimientos judiciales contra Rappler y su personal.

 

Además de Ressa, las otras personas acusadas el pasado 27 marzo son la editora gerente Glenda M. Gloria y cinco miembros de la junta directiva del diario en el 2016: Felicia Atienza, Manuel Ayala, James Bitanga, Nico Jose Nolledo y James Velasquez.

 

Los cargos han sido presentados ante el tribunal regional de la periferia de Prasig, en Manila, por la oficina del fiscal de Prasig.

 

"El hostigamiento judicial a Rappler por parte de varias agencias gubernamentales es casi absurdo", afirma Daniel Bastard, responsable de la oficina de Asia de RSF.

 

El diario digital y sus periodistas son actualmente objeto de procedimientos judiciales en al menos 11 casos. Rappler es un pilar de la democracia que debe defenderse a toda costa contra la manipulación del sistema judicial por parte del gobierno que sigue intentando silenciar a los medios de comunicación problemáticos", añade.

 

Una guerra implacable

En enero de 2018 la Comisión de Valores y Bolsa tomó la decisión de revocar la licencia de Rappler por no ser de propriedad filipina en su integridad. Una afirmación, sobre la que se basan los cargos, aclarada en el  informe de Media Ownership Monitor sobrela propiedad de los medios filipinos publicados por Reporteros Sin Fronteras.

 

La decisión de la Comisión fue la primera medida de una guerra implacable que el gobierno del Presidente Rodrigo Duterte ha librado contra Rappler, un símbolo de libertad e independencia periodística. La decisión también incluye una prohibición a los reporteros de Rappler de acceder al palacio presidencial, acusaciones de evasión de impuestos y un cargo por difamación según una ley inexistente en el momento del presunto delito. En sus intentos de intimidar a los periodistas del diario, las autoridades incluso han llegado a detener a Ressa en febrero.

 

Filipinas ocupa el puesto 133 entre los 180 países de la actual Clasificación Mundial sobre la Libertad de Prensa elaborada anulamente por RSF.