Noticias

20 Agosto 2011 - Actualizado el 20 Enero 2016

Exacciones, sitios bloqueados, procesos : continúa la caza a los medios


Yemen

Reporteros sin Fronteras condena el intento de asesinato del que fue víctima el viceministro de Información, Abdu Ganadi. Una bomba explotó frente a su domicilio la mañana del 18 de agosto de 2011; no hubo víctimas. Actualmente se desarrolla una investigación para determinar el motivo de este ataque e identificar a los autores.

La organización también tuvo conocimiento de que el 12 de agosto de 2011, a alrededor de las 16:00 horas, militares de la base aérea de Daylami detuvieron al fotógrafo del canal

Suhail

, Ahmad Firas, cuando se dirigía a Sanaa en su automóvil, acompañado de su esposa y sus hijos. Le confiscaron su material. Su familia fue liberada horas más tarde. El fotógrafo aún se encuentra detenido; no se ha dado a conocer una razón que lo justifique. Estos mismos militares ya habían detenido al periodista Yahi Al-Thalayan, reportero de Al-Sahwa; lo liberaron diez días más tarde.

Además, la noche del 10 de agosto pasado el director de la oficina de la cadena estadounidense en lengua árabe Al-Hurra en Sanaa, Mohamed ‘Ayda, fue atacado de forma violenta por un grupo de desconocidos que intentaron apuñalarlo (con una jambiya, daga tradicional). Logró escapar con vida gracias a la intervención de varios transeúntes que presenciaron la escena. El periodista ya había sido objeto de amenazas y agresiones.

El sitio web del diario Yemen Online daily fue hackeado; es la cuarta vez que le ocurre en dos años.

Reporteros sin Fronteras constata que la libertad de los periodistas y de los medios de comunicación está constantemente amenazada en Yemen.

La organización exhorta a las autoridades yemenís a esclarecer estos casos y a imponer las sanciones correspondientes, con el fin de evitar que los representantes de las fuerzas del orden o los grupos que hacen uso de la violencia obstruyan el trabajo de la prensa.

Bahréin

Reporteros sin Fronteras supo que las autoridades del reino habían bloqueado el acceso al sitio de Internet del Bahrain Justice and Development Movement (Movimiento Bahreiní por la Justicia y el Desarrollo, BJDM,), fundado en julio de 2011. Integrada en su mayoría por activistas bahreinís en el exilio, esta organización ubicada en Londres denuncia las violaciones de los derechos humanos en Bahréin y promueve las reformas democráticas en el reino. El BJDM estaba a punto de publicar en su página web un artículo en el que el ex diputado Ali Al-Aswad, ahora en el exilio, expresaba su temor de que estalle una guerra civil en el país. Las autoridades acusan al sitio de “haber transgredido las leyes de Bahréin”, sin dar mayor precisión.

Marruecos

Reporteros sin Fronteras denuncia enérgicamente las acciones legales que han emprendido las autoridades por “publicación de información falsa” contra el responsable del semanario en lengua árabe Al-Michaal, Driss Chahtane, así como contra el periodista Abdel Aziz Gogass.

“La organización hace un llamado a las autoridades marroquíes para que desistan de este hostigamiento judicial que va contra la intención del reino, expresada en abril pasado, de reformar el código de la prensa en una dirección más democrática. Lamentamos que sea tan difícil para los periodistas marroquíes informar sobre la vida política del reino ahora que se aproximan las elecciones legislativas, previstas para octubre de 2011”, declaró Reporteros sin Fronteras.

Driss Chahtane y AbdelAziz Gogass son juzgados por un artículo publicado el 20 de julio de 2011 sobre la proximidad que tendrían ciertos gobernadores con el Partido Autenticidad y Modernidad, del ex viceministro de Interior y amigo íntimo del rey, Fouad Alí el Himma. Ambos han sido objeto de cuatro interrogatorios. Su proceso tendrá lugar el 29 de agosto próximo.

Asimismo, Moustapha Alaouie, jefe de redacción del primer semanario en lengua árabe en el país, Al-Ousboue-al-Sahafi, así como el periodista Youssef Meskine, también fueron convocados a un interrogatorio tras haber publicado un artículo sobre el mismo tema el 4 de agosto pasado. Corren el riesgo de enfrentar un proceso.

Finalmente, Mohamed Ayache Buihi, periodista del diario marroquí Al-massae y administrador del sitio web saharanow.com, así como su colega Hamid Bouffous, periodista del diario Risalat Al-Oumma y corresponsal de los sitios Sahara Press y Hespress, fueron agredidos el 12 de agosto pasado cuando cubrían una manifestación en El Aaiún. Mohamed Ayache Buihi fue golpeado en la espalda y las piernas con una porra por las fuerzas del orden. Después, cuando mostró su acreditación de prensa, las fuerzas de seguridad intentaron robarle su cámara y le echaron tierra insultándolo. Hamid Bouffous padeció la misma violencia; esto, pese a que en su chaleco portaba la inscripción “prensa”. Estos acontecimientos ilustran la escalada de la represión de periodistas y netciudadanos por parte de las autoridades marroquíes.

Túnez

Reporteros sin Fronteras condena con la mayor firmeza el ataque perpetrado contra la sede de la radio Gafsa en Túnez el 2 de agosto pasado por una veintena de hombres, la mayoría de ellos encapuchados. Las instalaciones fueron saqueadas y los agresores sembraron el pánico entre el personal de la radiodifusora.

“Este incidente prueba que el país aún cuenta con enemigos de la libertad de prensa, quienes no tienen ningún reparo ante la idea de atracar una redacción e intimidar a los periodistas. Las autoridades deben persuadir a estos individuos identificándolos y sancionándolos”, declaró Reporteros sin Fronteras.