Noticias

27 Mayo 2019

Estados Unidos. La Administración Trump amplía los cargos contra Julian Assange por la Ley de Espionaje

AFP
Reporteros sin Fronteras (RSF) expresa su profunda preocupación por los recientes cargos que el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha añadido a los que ya había proferido contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por obtener, recibir y publicar documentos clasificados.

El Departamento de Justicia acusó al fundador de WikiLeaksJulian Assange, el 23 de mayo, de 17 nuevos cargos por violar la Ley de Espionaje al obtener documentos gubernamentales clasificados y publicarlos en su web, en 2010. El caso se centra en el papel de Assange en la filtración de miles de documentos militares clasificados del Departamento de Estado por parte de Chelsea Manning, ex analista de inteligencia del ejército estadounidense. Estos cargos siguen a un caso anterior presentado contra Assange el mes pasado, cuando fue acusado de un cargo de "conspiración para cometer intrusión informática", relacionado con un presunto intento de ayudar a Manning a piratear un ordenador del gobierno para obtener información clasificada.
 
 
"Los últimos cargos contra Assange podrían ser realmente desastrosos para el futuro de las informaciones sobre seguridad nacional en los Estados Unidos", apunta Sabine Dolan, directora interina de la oficina de RSF en América del Norte. “Ya hemos visto la Ley de Espionaje utilizada demasiadas veces en contra de las fuentes periodísticas. A RSF le preocupa que esta medida extraordinaria del gobierno de Trump pueda sentar un peligroso precedente que podría usarse para procesar a periodistas y editores en el futuro por participar en actividades en las que se basan los reportajes de investigación ".
 
 
Este es el quinto individuo acusado en virtud de la Ley de Espionaje, que data de la Primera Guerra Mundial, desde que el presidente Donald Trump asumiera el cargo. Si es declarado culpable, Assange podría enfrentarse a hasta 10 años de prisión por cada cargo, excepto el de "conspiración para cometer intrusión informática", por lo que se le podría condenar a un máximo de cinco años.
 
 
Mientras tanto, Assange permanece bajo custodia en el Reino Unido, donde cumple una condena de 50 semanas de prisión por violar la libertad bajo fianza en 2012. Actualmente se enfrenta a una posible extradición a Estados Unidos y Suecia por cargos criminales. Los cargos en Suecia, sin embargo, no están relacionados con el caso WikiLeaks. RSF ha pedido al gobierno del Reino Unido que respete los principios de libertad de prensa y protección de las fuentes periodísticas en su tratamiento de Assange, y ha expresado su preocupación  por su posible extradición a los Estados Unidos en relación con sus actividades de tipo periodístico.
 
 
Estados Unidos ocupa la posición 48, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019 de Reporteros sin Fronteras.