Noticias

17 Febrero 2017

Estados Unidos: El FBI dificulta aún más el acceso a la información

Reporteros Sin Fronteras (RSF) expresa su inquietud por el anuncio de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos, de que, a partir del 1 de marzo, dejará de aceptar emails con peticiones amparadas en la Ley de Libertad de Información (FOIA). Este cambio en los procedimientos podría llegar a ser un nuevo obstáculo para la transparencia gubernamental y restringir el acceso a la información para una de las agencias más importantes dentro del gobierno de EEUU.

El 6 de febrero, el FBI anunció que, a partir del 1 de marzo, dejaría de aceptar solicitudes de la ley FOIA llegadas vía correo electrónico. La agencia precisó que sí atendería peticiones llegadas por fax, correo postal o a través del portal de Internet en ciertos casos y siempre que cumplieran determinadas condiciones. Entre dichos requisitos, no establecidos en la ley, está que las peticiones se limiten a una por día y por solicitud, o que el texto no sobrepase los 3.000 caracteres.


La ley FOIA es una importante herramienta que periodistas y ciudadanos utilizan para acceder a documentos del gobierno. Uno de sus éxitos más notorios se produjo cuando un reportero de VICE News usó la Ley FOIA para solicitar todos los correos electrónicos de Hillary Clinton durante su período como Secretaria de Estado. Como resultado, se descubrió que, mientras ocupaba el cargo, había utilizado un servidor de correo electrónico privado y no seguro para tratar asuntos oficiales del gobierno.


Aunque el FBI declaró al día siguiente que levantaría todas las restricciones adicionales para las solicitudes cursadas desde el portal de Internet, el hecho de que a partir de ahora haya que recurrir al fax, al correo postal o al portal hará que aún sea más difícil para los ciudadanos acceder a la información.


Adam Marshall, abogado especializado en la ley FOIA del Comité de Reporteros por la Libertad de Prensa (RCFP) ha explicado a Reporteros Sin Fronteras que "el FBI es uno de los organismos más difíciles de tratar en lo que se refiere a la FOIA. Son bastante opacos".


"No es la primera vez que el FBI dificulta el acceso a informaciones sobre sus actividades, ha pasado muchas otras veces", asegura Nate Jones, director del proyecto FOIA en el Archivo de Seguridad Nacional, un proyecto de la Universidad George Washington. Según él, el hecho de que el FBI haya levantado las restricciones cursadas a través del portal de Internet no basta.


"Es inaceptable que se elimine la vía más eficiente que tienen los ciudadanos para solicitar información ", señaló Jones a RSF. Los datos demuestran, además, que hacer peticiones desde el portal es mucho menos eficaz que enviar emails.


Jones dijo a RSF que el FBI no es el único en limitar las solicitudes de la ley FOIA. Tanto la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) como el Departamento de Defensa (DOD) también han comenzado a restringir los envíos de correo electrónico.


"Dado el poder que tienen las solicitudes de la FOIA a la hora de arrojar luz sobre las actividades de los organismos gubernamentales y sus empleados, nos preocupa que los cambios del FBI en la forma en que aceptarán las solicitudes de información compliquen aún más el proceso y afecten de forma negativa a la transparencia del gobierno", dijo Margaux Ewen, responsable de Defensa y Comunicaciones de RSF en América del Norte.


Estados Unidos ocupa el puesto 41, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de Reporteros Sin Fronteras.