Noticias

13 Febrero 2014 - Actualizado el 20 Enero 2016

Encuentran muerto a un periodista que había sido secuestrado en el estado de Veracruz


Reporteros sin Fronteras recibió con tristeza la noticia de la muerte del periodista Gregorio Jiménez de la Cruz. Su cuerpo fue encontrado junto con los de otras personas en Las Choapas, municipio de Veracruz, el 11 de febrero de 2014. El periodista, que cubría la nota roja para dos diarios locales, había sido secuestrado hacía seis días por un grupo de sujetos armados.

Aunque la justicia mexicana se hizo cargo del caso desde que el reportero fue secuestrado, las autoridades descartaron de entrada que el crimen estuviera relacionado con su actividad profesional. Erick Lagos, Secretario de Gobierno del Estado de Veracruz, dijo que el crimen "no tiene nada que ver con el ejercicio del periodismo” sino con una venganza personal o un ajuste de cuentas.

“Reporteros sin Fronteras pide a las autoridades del estado de Veracruz que hagan todo lo posible para detener a los autores materiales e intelectuales de este asesinato para que rindan cuentas ante la justicia y que este crimen no permanezca impune. Las exhortamos a no descartar la hipótesis de que el crimen estuvo relacionado con la actividad profesional de la víctima. El gobierno no puede cerrar los ojos ante la realidad del peligro permanente que enfrenta el gremio. En México fueron asesinados dos periodistas en 2013; el país ocupa el lugar 152, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2014”, señaló Camille Soulier, responsable del Despacho Américas de Reporteros sin Fronteras.
____________
06.02.2014 “El infierno para los periodistas continúa en Veracruz: nuevo secuestro de un reportero”

Reporteros sin Fronteras expresa su gran preocupación por la suerte de Gregorio Jiménez de la Cruz, reportero de los diarios Notisur y Liberal del Sur, quien fue secuestrado el 5 de febrero de 2014 en Coatzacoalcos, en el estado de Veracruz (este).

El secuestro ocurrió cuando el periodista regresaba a su casa, después de haber dejado a sus hijos en la escuela. Sujetos armados lo obligaron a subir a un vehículo y se lo llevaron, según el testimonio de un miembro de la redacción de Notisur.

El ejército, la marina y la policía del estado de Veracruz trabajan de manera conjunta en este caso. Las autoridades resguardan a la familia del periodista, a la que llevaron a un lugar seguro.

“Reporteros sin Fronteras exhorta a las autoridades a continuar sus esfuerzos para encontrar a Gregorio Jiménez de la Cruz y detener a los agresores, que deberán rendir cuentas por sus actos ante la justicia. Debe considerarse seriamente que el móvil del crimen puede estar relacionado con la actividad profesional de la víctima. Desde el año 2010 han sido asesinados nueve periodistas en Veracruz y otros cuatro se encuentran desaparecidos, lo que ubica a este estado entre las diez regiones más mortíferas para el gremio en el mundo”, indicó Lucie Morillon, Directora de Investigación de Reporteros sin Fronteras.

Hasta ahora se desconoce dónde podría encontrarse Gregorio Jiménez de la Cruz, la identidad de sus agresores, así como el motivo de su secuestro. El periodista es uno de los pocos profesionales de la comunicación que siguen informando a la población de los casos de asesinato y de secuestro en la región, pese al peligro que implica la difusión de este tipo de información.

El estado de Veracruz –que desde hace tiempo se encuentra bajo el dominio de la organización paramilitar “Los Zetas” y donde confluyen diversos tráficos– registra un índice de criminalidad alarmante. El 28 de enero pasado atacaron con bombas molotov un anuncio espectacular (que mostraba una de las portadas del diario) de El Despertador de Veracruz colocado en la carretera a Poza Rica.