Noticias

10 Marzo 2005 - Actualizado el 20 Enero 2016

En libertad un periodista de investigación


Reporteros sin Fronteras se alegra de la liberación de JB Pun Magar, reportero de la revista Himal Khabarpatrika, que se ha producido el 11 de marzo de 2005. "No le han torturado psíquicamente, pero durante tres días le llevaron a varios lugares, con los ojos vendados. Le han torturado psicológicamente", ha declarado Rajendra Dahal, director de este bisemanal.
Reporteros sin Fronteras se alegra de la liberación de JB Pun Magar, reportero de la revista Himal Khabarpatrika, que se ha producido el 11 de marzo de 2005. Según Rajendra Dahal, director de este bisemanal, citado por la Agencia France-Presse, el periodista ha declarado que le secuestró una milicia de autodefensa cercana al gobierno, y no los maoístas, como anteriormente habían anunciado la prensa local y Reporteros sin Fronteras. "No le han torturado psíquicamente, pero durante tres días le llevaron a varios lugares, con los ojos vendados. Le han torturado psicológicamente", ha añadido Rajendra Dahal. _______________________________________________________ 10.03.2005 Los maoístas secuestran a un periodista de investigación Reporteros sin Fronteras está extremadamente preocupada por el secuestro de JB Pun Magar, reportero de la revista Himal Khabarpatrika, ocurrido el 9 de marzo de 2005 en el distirito de Kapilbastu (sudoeste de Katmandú). Reporteros sin Fronteras exige de la dirección del Partido Comunista Nepalés-Maoísta (PCN-M) la liberación de JB Pun Magar, conforme al compromiso del líder maoísta Krishna Bahadur Mahara quién, en septiembre de 2004, ordenó públicamente la liberación de todos los profesionales de la información, detenidos por sus tropas. Otros dos periodistas se encuentran detenidos por el PCN-M: Dhana Bahadur Rokka Magar, presentador de Radio Nepal, secuestrado en agosto de 2002, por los rebeldes, en el oeste del país; y Kul Bahadur Malla, corresponsal del periódico Kamali Sandesh en el Oeste, secuestrado en junio de 2003. El camarada Prachanda, líder del PCN-M, está considerado por Reporteros sin Fronteras como un "predador de la libertad de prensa". El 9 de marzo, JB Pun Magar, periodista de investigación del bisemanal Himal Khabarpatrika, fue secuestrado por unos maoístas en el distrito de Kapilbastu. La región, donde estaba investigando, sufría desde el 20 de febrero los violentos enfrentamientos entre algunas milicias de autodefensa, apoyadas por las fuerzas de seguridad, y grupos maoístas. Recientemente publicó una investigación titulada "Dar a los niños una oportunidad para batirse", sobre el reclutamiento de niños soldados, por parte de los maoístas. JB Pun Magar también reveló que unas milicias anti-maoístas quemaron en la región más de 600 casas. En respuesta, los maoístas asesinaron a una decenas de personas, acusadas de ser "enemigos del pueblo". "Se trata de un periodista profesional, objetivo y justo, que participa en las investigaciones más duras. (...) Resulta lamentable que los maoístas le secuestren ahora que la prensa se ve maltratada por el Estado", ha declarado Rajendra Dahal, redactor jefe de Himal Khabarpatrika. Licenciado en la Universidad de Periodismo de Nueva Delhi, JB Pun Magar fue detenido y maltratado por las fuerzas de seguridad, en noviembre de 2004, cuando investigaba sobre un grupo de vigilancia anti-maoísta. Por otra parte, Kedar Chauhan, director del semanario local Rashtriya Samacharpatra y reportero del diario regional Darshan, resultó herido por una bomba que los maoístas escondieron bajo el cadáver de un hombre, al que acababan de abatir en Rajghat, distrito de Morang (Este). Kedar Chauhan había acudido para recoger información y tomar fotografías. El periodista se encuentra hospitalizado y permanece estable.