Noticias

22 Agosto 2005 - Actualizado el 20 Enero 2016

En detención preventiva el presunto asesino de Adolfo Olivas Olivas


Santos Roberto Osegueda, presunto asesino de Adolfo Olivas Olivas, que se entregó a la policía el 17 de agosto de 2005, se encuentra en detención preventiva desde el 19 de agosto, tras confesar el asesinato del periodista. El chofer de taxi aseguró que le había matado como resultado de una disputa. Sin embargo, la investigación no descarta que el asesinato tenga alguna relación con la divulgación de informaciones sobre el tráfico internacional de drogas. Los colegas de Adolfo Olivas Olivas ya confirmaron que, desde hacía varias semanas, venía recibiendo amenazas de muerte por teléfono. El 19 de agosto, Monseñor Abelardo Mata, obispo de Estelí y director de una asociación local de derechos humanos, reveló que el periodista le había mencionado su intención de citar directamente a determinadas personas, y entre ellas a algunos funcionarios, comprometidas en actividades ilícitas. _______________________________________________________ 17.08.05 - Reporteros sin Fronteras pide una investigación en profundidad sobre el asesinato de un periodista
Reporteros sin Fronteras manifiesta su tristeza y su preocupación por el asesinato de Adolfo Olivas Olivas, corresponsal del diario La Prensa en Estelí, ocurrido el 14 de agosto de 2005, cuando le dispararon al regresar a su casa. "Pedimos que una investigación en profundidad aclare las circunstancias de la muerte de Adolfo Olivas Olivas, y la existencia de eventuales autores intelectuales. Estaremos muy atentos para que la policía no descarte ninguna hipótesis", ha declarado Reporteros sin Fronteras. El periodista fue asesinado a una veintena de metros de su casa, de dos disparos en el estómago, por un conductor de taxi identificado como Santos Roberto Osegueda Palacios. Podría tratarse de una reacción violenta del chofer, tras una disputa con Adolfo Olivas Olivas, a propósito del precio de la carrera. Sin embargo, no puede descartarse la hipótesis del asesinato por motivos profesionales. En efecto, según Martha Marina González, directora de La Prensa, Adolfo Olivas Olivas venía recibiendo amenazas de muerte por teléfono desde que, el 1 de agosto, publicara algunas informaciones relativas al tráfico internacional de droga. El periodista habría hablada de esas amenazas con Roberto Petray, director de la Asociación para los Derechos Humanos de Estelí, al que le habría pedido que le acompañara para presentar una denuncia en la policía. La policía todavía no ha detenido a Santos Roberto Osegueda Palacios, presunto asesino del corresponsal de La Prensa.