Noticias

18 Diciembre 2003 - Actualizado el 20 Enero 2016

Embargado el material de Al-Jazira


Reporteros sin Fronteras pide a las autoridades sudanesas que devuelvan inmediatamente a Al-Jazira el material de transmisión y las tres cámaras de televisión que los servicios de seguridad embargaron el 17 de diciembre. "El embargo del material de Al-Jazira es un signo suplementario de la intolerable presión que las fuerzas de seguridad ejercen sobre la libertad de información, reducida a una piel de zapa en Sudán. Después de suspender seis periódicos en menos de cuatro meses, ahora le toca verse censurado a un canal de televisión, con excusas administrativas falaces", ha manifestado Robert Ménard, secretario general de Reporteros sin Fronteras. El 17 de diciembre, los servicios de seguridad entraron en los locales de Al-Jazira en Jartún, sin orden de registro, y embargaron el material de transmisión y tres cámaras. Según las autoridades sudanesas, la cadena qatarí no había pagado los derechos de aduanas del equipo. "Todo el material embargado entró oficialmente en Sudán, cumpliendo con todos los requisitos reglamentarios y económicos del servicio de aduanas, como lo prueban nuestros documentos oficiales", ha declarado a Reporteros sin Fronteras Islam Salih, director local de Al-Jazira en Jartún. Las fuerzas de seguridad llevaron posteriormente a Islam Salih y Hamid Tirab, camarógrafo del canal, a los servicios de aduanas. Aduanas reconoció que el material estaba en regla. Los dos hombres quedaron en libertad al final del día, después de permanecer detenidos durante tres horas, pero no les devolvieron el material. Pocos días antes, las fuerzas de seguridad advirtieron a Al-Jazira , en el caso de que continuara con la misma línea editorial en su cobertura de la guerra civil en el Sur de Sudán. "Si no cambian de actitud, reaccionaremos", amenazaron por teléfono. Por otra parte, las fuerzas de seguridad intervinieron en los locales de Al-Jazira tras la difusión de entrevistas con miembros de la oposición sudanesa. Por otra parte, Reporteros sin Fronteras pide a la justicia sudanesa que autorice la reaparición de los diarios Al-Ayam (suspendido desde el 3 de diciembre) y Khartoum Monitor (suspendido desde el 24 de noviembre)