Noticias

27 Febrero 2006 - Actualizado el 20 Enero 2016

El vigilante de un centro comercial dispara a un periodista


Reporteros sin Fronteras está escandalizada por el atentado con arma de fuego que, el 20 de febrero de 2006, sufrió José Alberto Gatgens, corresponsal del diario La Nación, a la salida del centro comercial de Guápiles (noreste de San José). La organización se sorprende de que al presunto tirador solamente se le acuse de una infracción a la ley de armas de fuego. « ¿ De qué manera amenaza la seguridad de un centro comercial un periodista que efectúa su trabajo ? Y ¿cómo se explica que un vigilante haga uso de su arma de fuego cuando José Alberto Gatgens ya había abandonado el lugar ? Esperamos que al autor de los intempestivos disparos se le prohíba llevar armas definitivamente. Sin embargo, resulta curioso que solamente se le acuse de infracción a la ley de armas de fuego. ¿ Se acusa al tirador de poseer un arma, o de disparar ? Nos tememos que el procedimiento esté viciado de origen », ha declarado Reporteros sin Fronteras. El 20 de febrero, hacia las 11 de la mañana, José Alberto Gatgens efectuaba un reportaje sobre el casino situado en un centro comercial de Guápiles. El periodista investigaba presuntas irregularidades en las licencias concedidas por el municipio. En el momento de sacar fotos de la sala de juego le detuvieron dos vigilantes, que le amenazaron e insultaron. El periodista abandonó inmediatamente el lugar, en compañía del chofer de taxi que le acompañaba. Una vez que entró en el taxi, el periodista vio que uno de los vigilantes abría fuego en dirección suya, cinco veces. Dos disparos impactaron en la carrocería del vehículo, dañándolo. Indemne, lo mismo que el chofer, José Alberto Gatgens declaró a la prensa que ignora si el tirador disparaba contra él o contra el coche. Tres días después el periodista presentó una denuncia en el Organismo de investigación judicial. El presunto tirador, cuya identidad no se ha revelado, fue arrestado y detenido, quedando en libertad a las pocas horas. La fiscalía de San José ha hecho saber que se le ha abierto un procedimiento por infracción de la ley de armas.