Noticias

15 Mayo 2007 - Actualizado el 20 Enero 2016

El vicepresidente de la República hace anular un programa televiso : Reporteros sin Fronteras denuncia que se trata de "censura"


Reporteros sin Fronteras condena la anulación, el 10 de mayo de 2007, del programa de debate “Surinam Today”, emitido por el canal público Surinam Televisión Foundation (STVS), por presión directa del vicepresidente del país, Ram Sardjoe. El tema de discusión eran las relaciones entre China y Taiwán. “Condenamos esa censura. Los intereses estratégicos de Surinam y China, argumentados por el vicepresidente Ram Sardjoe, no pueden en modo alguno justificar una intervención del Estado en la programación de un medio de comunicación, aunque sea público. Condenamos igualmente las aparentes presiones ejercidas sobre el canal STVS por parte de la diplomacia china en Paramaribo. Esperamos que el debate se emita posteriormente”, ha declarado Reporteros sin Fronteras. El pasado 10 de mayo, STVS tenía transmitir en directo una edición del talk-show “Surinam Today”, dedicada a las relaciones entre China y Taiwán. Las autoridades de Pekín siguen considerando territorio chino a Taiwán, separada políticamente de China desde 1949. En nombre de los intereses políticos y comerciales con China, el vicepresidente Ram Sardjoe conminó a la productora y redactora jefe de “Surinam Today”, Nita Ramcharan, a anular el programa. Ante su negativa, el número dos surinamés consiguió que lo desprogramaran los dirigentes de STVS. Nita Ramcharan ha dicho también que uno de los periodistas, que había entrevistado al embajador chino Su Ge para el programa, recibió posteriormente amenazas telefónicas de algunos diplomáticos que no querían que se utilizara la entrevista en cualquier programa, en el que pudieran aparecer activistas pro-taiwaneses. Los propios funcionarios habrían acudido a los locales del canal, para presionar a la dirección. Los productores de “Surinam Today” han denunciado una violación de la libertad de expresión. “Lamento que los productores piensen que se les ha censurado, pero el gobierno tiene que velar por los intereses del país”, declaró Ram Sardjoe, quien también pretendió no haber prohibido el programa, sino solamente “solicitado fuertemente” que se tratara el tema “con precaución”. También sostuvo que su intervención “no constituía una forma de censura”, ni siquiera “una restricción del derecho de expresión”. Esta es la segunda vez el que el gobierno del presidente Ronald Venetiaan modifica el contenido de un canal público.