Noticias

15 Marzo 2002 - Actualizado el 20 Enero 2016

Cuatro periodistas encarcelados


La prensa independiente no queda al margen de la oleada de represión contra la oposición interna. RSF ha pedido al Presidente Castro la liberación de cuatro periodistas encarcelados.
En una carta dirigida al Presidente Fidel Castro, jefe del Estado cubano, Reporteros sin Fronteras (RSF) ha pedido la puesta en libertad inmediata e incondicional de Carlos Alberto Domínguez, de la agencia independiente Cuba Verdad, detenido el 23 de febrero de 2002. "Esta detención demuestra que la prensa independiente no queda al margen de la oleada de represión contra la oposición interna", declaró Robert Ménard, secretario general de la organización, quien recordó que "Cuba es el único país de América Latina donde sigue habiendo periodistas encarcelados". La organización también ha exigido la liberación de los periodistas independientes Lexter Téllez Castro y Carlos Brizuela Yera y que se retiren los cargos contra ellos. Por último, RSF reclamó de nuevo la puesta en libertad de Bernardo Arévalo Padrón, director de la agencia Línea Sur Press, encarcelado desde noviembre de 1997. Según las informaciones recogidas por RSF, Carlos Alberto Domínguez, de la agencia independiente Cuba Verdad, fue arrestado en su domicilio por cuatro oficiales de la seguridad del Estado, el 23 de febrero de 2002. Primero, estuvo detenido en La Habana, en un centro del Departamento técnico de investigaciones (DTI), entidad del ministerio del Interior, conocida por los maltratos que allí infligen a los detenidos. En este contexto, se deterioró la salud del periodista, que padece de migraña y de hipertensión arterial, se deterioró. Desde el 8 de marzo, está hospitalizado en el hospital militar de Marianao. Al parecer, el periodista está acusado de "desorden público" y "resistencia". También, se le acusaría por su presunta participación en la organización de manifestaciones, previstas para el 24 de febrero, para conmemorar la muerte de cuatro pilotos de la asociación Hermanos al Rescate, una organización de cubanos exiliados, derribados por cazas cubanos el 24 de febrero de 1996. Carlos Alberto Domínguez es además director del Instituto del Derecho y un activista del partido Democrático 30 de noviembre, dos organizaciones no reconocidas por las autoridades. Por ello, ya fue detenido en varias oportunidades. Según Marta Beatriz Roque, directora del Instituto cubano de economistas independientes, veintiséis miembros de la oposición han sido detenidos desde finales de enero de 2002. "La ola de represión está encaminada a privar de dirección a decenas de organismos disidentes que trabajan en Cuba", declaró Marta Beatriz Roque. El 4 de marzo, Lexter Téllez Castro, director de la Agencia de Prensa Libre Avileña (APLA) y Carlos Brizuela Yera, del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey, fueron golpeados y detenidos por policías, lo mismo que ocho defensores. Los dos periodistas fueron detenidos cuando iban a visitar a Jesús Alvarez Castillo, corresponsal de la agencia Cuba Press en Ciego de Avila (Centro), hospitalizado después de haber sido agredido violentamente por policías. El 11 de marzo, a Lexter Téllez Castro lo trasladaron a una cárcel de Cienfuegos (oeste de Ciego de Avila) y a Carlos Brizuela Yera lo llevaron a un centro de detención de la provincia de Holguín (Este). Al parecer, ambos van a ser procesados por "resistencia", "desacato" y "desorden publico". Desde el 5 de marzo, el director de APLA está llevando a cabo una huelga de hambre. Los ocho defensores de los derechos humanos, detenidos el mismo día, también fueron trasladados a centros de detención. Por último, RSF recordó que Bernardo Arévalo Padrón, fundador de la agencia independiente Línea Sur Press, fue condenado en apelación, el 28 de noviembre de 1997, a seis años de cárcel por "desacato" al presidente Fidel Castro y el vicepresidente Carlos Lage. Entrevistado en una radio de Miami, el periodista les calificó de "mentirosos", después de haberles acusado de no respetar los compromisos democráticos firmados en una precedente Cumbre Iberoamericana. Bernardo Arévalo Padrón está actualmente detenido en el campamento para presos n°16, en la provincia de Cienfuegos. Todas sus peticiones de libertad condicional han sido rechazadas. En Cuba, sólo está autorizada la prensa oficial. Un centenar de periodistas independientes, a los que se prohibe publicar en su país, cuentan con las asociaciones de cubanos exiliados en Estados Unidos para difundir sus informaciones, normalmente en sitios de Internet. En 2001, RSF ha censado cerca de un centenar de actos de presión o de intimidación (amenazas, agresiones, citaciones policiales, arrestos domiciliarios, presiones sobre sus familiares, etc.). Durante ese año, las autoridades detuvieron a periodistas en veintinueve ocasiones. Desde 1995, cerca de cincuenta periodistas independientes han tenido que exiliarse para escapar de las presiones.