Noticias

3 Junio 2002 - Actualizado el 20 Enero 2016

Cronología del caso de Norbert Zongo


En diciembre de 1997 David Ouédraogo, y otras dos personas, fueron entregados, por François Compaoré, a algunos elementos del Consejo del Entendimiento, un cuartel militar. El hermano del presidente acusaba a su chófer, y a sus dos compañeros, de haberle robado dinero. El 13 de enero de 1998, Norbert Zongo, escribíó en su periódico: "No pretendemos saber si hubo un robo, eso no nos atañe. (...) Lo que nos preocupa es el encarcelamiento de los sospechosos en el Consejo (...) según parece, estamos en un Estado de derecho. Hasta que se demuestre lo contrario, el Consejo no es ni una brigada de la gendarmería ni una comisaría de policía. ¿Quién se ocupa de la investigación sobre el robo en ese lugar? ¿Cómo lo hace? ¿Dónde se encuentran recluidos los presuntos culpables?". David Ouédraogo murió, el 18 de enero de 1998, en la enfermería de la Presidencia de Faso, presumiblemente como consecuencia de las torturas que le fueron infligidas por algunos elementos de la guardia de la seguridad presidencial, que estaban efectuando una investigación sobre un robo de dinero a la esposa de François Compaoré, quien dijo haberlo denunciado, a la vez, a la gendarmería y al ayudante Marcel Kafando, adjunto del jefe de la seguridad, cercano al Jefe del Estado. Marcel Kafando lo confirmó: "Aquel mismo día, hablé con François Compaoré del robo del dinero". El 13 de diciembre de 1998, el periodista Norbert Zongo, y sus tres compañeros, fueron hallados muertos, a un centenar de kilómetros al sur de Ouagadougou, en un vehículo incendiado. En aquel momento estaba llevando a cabo una investigación sobre la muerte del chófer del hermano del Presidente, fallecido como consecuencia de las torturas que le infligieron algunos hombres de la Guardia Presidencial. En los días siguientes, miles de personas salieron a las calles de las principales ciudades del país, para pedir que se hiciera justicia. Fueron saqueados algunos símbolos del poder, como la sede del antiguo partido único de la capital. El 18 de diciembre de 1998, un decreto creó una "Comisión de investigación independiente", encargada de aclarar la muerte del director de L'Indépendant. Disponía de muchos medios y de auténticos poderes de investigación. Reporteros Sin Fronteras (RSF) fue la única organización internacional que participó en esa Comisión. Después de tres meses de investigaciones y de más de 200 declaraciones, el informe de la Comisión independiente de investigación, que se hizo público el 7 de mayo de 1999, precisa: - que Norbert Zongo murió asesinado, víctima de "una emboscada". - que los móviles del asesinato hay que buscarlos "en las investigaciones que el periodista efectuaba, desde hacía años. Y especialmente en sus recientes investigaciones relativas a la muerte de David Ouèdraogo, el chófer de François Compaoré, consejero de la presidencia", y hermano del Jefe del Estado. - que no tiene "pruebas formales" que le permitan señalar a los autores del crimen, pero que "sin embargo han aparecido contradicciones e incoherencias en las declaraciones de un determinado número de personas, sospechosas a causa del empleo de su tiempo el 13 de diciembre de 1998". Por otra parte, menciona el nombre de seis militares de la Guardia Presidencial, y concluye: "Esto no les hace culpables, sino serios sospechosos". Inmediatamente que se hizo público el informe, el Colectivo, que agrupa a organizaciones de defensa de los derechos humanos y a partidos de la oposición, pidió que se adoptaran "medidas preventivas" con los seis militares, sospechosos de haber asesinado a Norbert Zongo. En Ouagadougou se produjeron enfrentamientos entre las fuerzas del orden y los alumnos de los institutos y los colegios de la capital, que reclamaban "la detención de los sospechosos". Varios responsables políticos fueron detenidos y en Koudougou, uno de los feudos de la oposición, se impuso el toque de queda. El 10 de mayo se convocó un Consejo de Ministros extraordinario, pero el gobierno decidió únicamente "enviar enseguida" a la justicia el informe de la Comisión. El 9 de mayo, el Ministro de Seguridad ordenó que se pusiera al representante de RSF en situación de "residencia vigilada", antes de conducirle a la frontera. Se le acusó de haber llamado "golfos", en las emisoras de radio locales, a los miembros de la guardia presidencial que torturaron hasta la muerte al chófer del hermano del jefe del Estado. Al comienzo del mes de junio, el presidente de la República creó un "colegio de sabios" encargado de "trabajar para la reconciliación y la consolidación de la paz social" El 17 de junio, el "colegio de sabios" pidió "la detención de las personas cuya responsabilidad estaba claramente establecida, en el caso de David Ouèdraogo". El 20 de junio, fueron encarcelados el soldado Yaro Ousseini, el sargento Edmond Koama y el ayudante Marcel Kafando, en la Casa de Detención y Corrección de Ouagadougou (MACO). El 2 de julio, el ministro delegado encargado de la Seguridad, Djibrill Bassolé, pidió a Reporteros Sin Fronteras que aplazara su viaje. La organización había informado a las autoridades de su deseo de regresar a Burkina Faso, para "comprobar el estado de los avances en la investigación relativa al asesinato de Norbert Zongo, ocurrido el 13 de diciembre de 1998". El 9 de julio, el ministro francés de Cooperación declaró que a Francia "le parece positiva la manera en que Blaise Compaoré lleva el asunto, deseando que la justicia llegue hasta el fondo y, evidentemente, que los culpables sean castigados". El 2 de agosto, el "colegio de sabios" entregó su informe a las autoridades. Pedía, entre otras cosas, la designación de un "gobierno de unión nacional de amplia apertura". Igualmente, deseaba que se pusiera en marcha una "comisión verdad y justicia, para la reconciliación". El 17 de septiembre fueron expulsados de Burkina Faso dos representantes de RSF. A su llegada al aeropuerto de Ouagadougou, fueron detenidos por la policía el Secretario General y el responsable del Despacho Africa de la organización. Sin ninguna explicación particular, ni ninguna orden escrita, la delegación de RSF fue devuelta manu militari al avión. El 23 de septiembre, el ministro francés de Asuntos Exteriores se pronunció a favor "de la mayor transparencia" en Burkina Faso, tras la expulsión de los representantes de RSF. El 14 de octubre fue nombrado un nuevo gobierno. La oposición, reunida en el Grupo del 14 de Febrero, no figuraba en él. Tan sólo entraron dos pequeñas formaciones de la oposición moderada. El 13 de diciembre, con motivo del primer aniversario de la muerte de Norbert Zongo, RSF publicó un informe titulado "¿Dónde está la investigación sobre la muerte de Norbert Zongo?", que hacía el balance de los avances de la investigación y de las promesas efectuadas por las autoridades burkinesas, para aclarar el caso. "El hecho, constata la organización, de que hasta la fecha, no haya sido acusado ninguno de los seis sospechosos citados por la Comisión independiente de investigación, y de que François Compaoré, el hermano del jefe del Estado, ni siquiera haya sido interrogado por el juez de instrucción, es una prueba de que el poder, a pesar de sus declaraciones, sigue sin estar decidido a aclarar este caso". Por otra parte, la organización llevó a cabo una campaña de prensa, en veinte periódicos de siete países de Africa del Oeste, que se brindaron a ofrecer espacios publicitarios para difundir la foto del vehículo carbonizado de Norbert Zongo, acompañada del mensaje: "Señor presidente de Burkina Faso, usted hizo promesas relativas a los asesinos del periodista Norbert Zongo. ¿También han ardido?". Según AFP, el 13 de diciembre de 1999 se manifestaron 30.000 personas en Ouagadougou, reclamando que se hiciera justicia. El 8 de febrero de 2000, se puso a la venta un single de Alpha Blondy titulado "Periodistas en peligro". La canción está compuesta en homenaje a Norbert Zongo. El 17 de agosto, comparecieron ante un tribunal militar cinco miembros de la Guardia Presidencial, acusados de haber "torturado hasta la muerte" al chófer del hermano del jefe del Estado. El 19 de agosto, el ayudante Marcel Kafando y el sargento Edmond Koama fueron condenados a 20 años de cárcel, y el soldado Ousséni Yaro a 10 años de reclusión criminal. Otros dos militares -Christophe Kombasséré y Marcel Kabré - quedaron en libertad. Reporteros Sin Fronteras hizo un llamamiento a las autoridades burkinesas para que terminaran con la impunidad de los inductores de la muerte de David Ouédraogo, el chófer de François Compaoré, hermano del presidente de la República, y juzgaran y condenaran a todas las personas responsables de la muerte del periodista Norbert Zongo. El 14 de diciembre, la policía impidió que se celebrara el Primer Festival Internacional de la Libertad de Expresión y Prensa, en Africa del Oeste. Según los organizadores, la policía ocupó la sala de la reunión, donde debía celebrarse un coloquio. También se prohibió la entrada en territorio burkinés de una delegación de más de 60 personas, llegada de la vecina Ghana y presidida por el profesor Kwamé Karikari, del Departamento de Periodismo de la Universidad de Legon y director ejecutivo de Media Foundation for West Africa. El 4 de enero de 2001, Edmond Koama murió en la clínica Nuestra Señora de la Paz, en Ouagadougou. El 17 de enero de 2001, François Compaoré, el hermano menor del presidente Blaise Compaoré, fue interrogado por el juez encargado de investigar el asesinato del periodista Norbert Zongo, según indicó el lunes a AFP, en Ouagadougou, el ministro burkinés de Justicia, Bourëima Baldini. "François Compaoré fue interrogado el 1 de enero por el juez Wenceslas Ilboudo", precisó Baldini. El 2 de febrero, el ayudante Marcel Kafando fue acusado de "asesinato" y de "incendio voluntario", por el procurador general Abdoulaye Barry, en el marco del caso Zongo. Marcel Kafando formaba parte de los seis "serios sospechosos", todos miembros del RSP, mencionados por la Comisión Independiente de Investigación, creada por el gobierno burkinés. El 11 de octubre de 2001, con motivo de su visita oficial a Francia, RSF se querelló contra el presidente de la República, Blaise Compaoré. La organización pidió a la justicia francesa que abriera una información judicial contra el presidente de Burkina Faso. RSF, representada por la abogada Sophie Coupry, deseaba que la justicia francesa examinara la responsabilidad de Blaise Compaoré en los actos de tortura cometidos por miembros de la Guardia Presidencial, de la que es el superior jerárquico. Como la legislación francesa ha integrado, en su derecho interno, la Convención contra la Tortura de 1984, los jueces franceses tienen competencia para juzgar a los responsables de actos de tortura, aunque esas exacciones no se hayan cometido en su territorio, ni por alguno, ni contra alguno de sus ciudadanos. El 12 de octubre, el procurador de la República declaró "sobreseida" la querella de RSF. La organización se sorprendió de la decisión, ya que los hechos imputados al jefe del Estado son extremadamente graves, y su responsabilidad se encuentra gravemente cuestionada. RSF también decidió plantear una querella contra el presidente Blaise Compaoré, constituyéndose en parte civil, ante el decano de los jueces de instrucción, el 12 de octubre de 2001. La organización pidió al procurador de la República que, habida cuenta de la urgencia, abriera inmediatamente una información judicial, para que un juez de instrucción pudiera pronunciarse antes de la partida del presidente Blaise Compaoré. El 15 de noviembre, el Tribunal de Alta Instancia de París declaró inadmisible la querella de RSF.