Noticias

1 Junio 2010 - Actualizado el 20 Enero 2016

Cortada la comunicación con la prensa


Reporteros sin Fronteras pide a las autoridades israelíes que faciliten la lista de periodistas detenidos en el asalto e indiquen el lugar en que se encuentran internados. Se sabe de al menos 15 periodistas extranjeros que iban a bordo de la flotilla humanitaria, y a los que se sigue sin poder acceder directamente. • El reportero Svetoslav Ivanov y su camarógrafo Valentin Vassilev, del canal búlgaro de televisión BTV. • Muna Shester de la agencia KUNA (Kuwait News Agency). • Talat Hussain, presentador paquistaní de Aaj TV. • El corresponsal Paul McGeough y la periodista gráfica Kate Geraghty, del Sydney Morning Herald. • Abbas Nasser y su camarógrafo Isaam Zaatar, de Al-Jazeera. • Mario Damolin, freelance que trabaja para el Frankfurter Allgemeine Zeitung. (Según las últimas informaciones, Mario Damolin estaría detenido en Be'er Scheva). • David Segarra de teleSUR. • Ayse Sarioglu, reportero del diario Taraf. • Murat Palavar, reportero del diario islamista Yeni Safak (Nuevo Alba). • La jefa del servicio extranjero de TVNET Sümeyye Ertekin, el productor de programas Ümit Sönmez y el camarógrafo Ersin Esen. Por otra parte, el equipo de Al-Jazeera fue agredido por unos ciudadanos israelíes el 31 de mayo de 2010 tras la rueda de prensa del Ministro de Defensa israelí, celebrada en el puerto de Ashdod, sobre el asalto a la flotilla humanitaria. Resultó herido el periodista Walid Al-Omri, director de la oficina de Al-Jazeera en los Territorios Palestinos. La agresión fue una consecuencia de las virulentas críticas contra el canal qatarí, aparecidas en medios israelíes. ------------------------------------ 31.05.10 - El ejército israelí impide a la prensa contar el asalto Reporteros sin Fronteras condena firmemente los intentos de censura que han acompañado el asalto israelí del 31 de mayo de 2010 a la flotilla humanitaria que, con destino a la Franja de Gaza, llevaba a bordo 750 militantes pro palestinos y varios periodistas. ''Denunciamos el asalto que tuvo como resultado un grave balance en vidas humanas. Una actuación desmesurada que ha puesto en peligro a los periodistas que ejercían su misión informativa desde la flotilla. Pedimos a las autoridades israelíes que pongan en libertad a los periodistas retenidos y permitan que los profesionales de los medios tengan acceso libre a Gaza. La comunidad internacional necesita justamente tener información sobre lo que pasa en ese territorio palestino'', ha declarado la organización. La flotilla, conocida como ''flotilla de la libertad'', iba cargada de material humanitario y bienes de consumo, destinados a la población de Gaza que sufre el bloqueo israelí desde hace cerca de cuatro años. Al menos 19 pasajeros resultaron muertos y 36 heridos. "Cientos de soldados israelíes están atacando la flotilla y el capitán de nuestro barco se encuentra gravemente herido", había contado poco antes el corresponsal de Al-Jazeera, Abbas Nasser, en la última llamada que hizo al canal qatarí antes de que se interrumpiera brutalmente la comunicación. En el ataque al convoy humanitario detuvieron a dos periodistas búlgaros de la televisión BTV. Según los medios de comunicación búlgaros se trata del reportero Svetoslav Ivanov y su camarógrafo Valentin Vassilev. También se encontraba a bordo de la flotilla Talat Hussain, presentador de Aaj TV. De momento no se tienen noticias suyas. Las autoridades israelíes han prohibido entrar en Gaza a todos los periodistas. Por otra parte, en la mañana del 31 de mayo de 2010 la radio pública israelí anunció que las autoridades del país habían prohibido difundir cualquier información relativa a los muertos y heridos, trasladados a hospitales de Israel, como consecuencia del abordaje de la flotilla que se encontraba en ruta hacia Gaza. La censura se levantó hacia el mediodía.