Noticias

26 Abril 2017

Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2017: un gran giro

La edición 2017 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras (RSF) muestra la gravedad de los ataques contra los medios de comunicación, así como el triunfo de los ‘hombres fuertes’, que han hecho que el mundo entre en la era de la ‘posverdad’, la propaganda y la represión.

La Clasificación Mundial publicada por RSF muestra que la situación de la libertad de prensa podría dar un gran giro en numerosos países. En todos los lugares donde el modelo de hombre fuerte y autoritario triunfó, la libertad de prensa retrocedió. La obsesión por la vigilancia y el que no se respete el secreto de las fuentes periodísticas contribuyen a que numerosos países que antes tenían un buen desempeño, desciendan en la Clasificación.

Ver más


El periodismo, debilitado por la erosión democrática


A fuerza de declaraciones nauseabundas, de leyes liberticidas, de conflictos de interés e incluso de golpes y porrazos, en los regímenes democráticos se multiplican las violaciones a una libertad que es uno de los principales indicadores de su buen funcionamiento. Este retroceso no es nuevo. Ya era perceptible en las Clasificaciones precedentes. Lo más impactante este año es la magnitud y el tipo de ataques observados.

Ver más


Un mapa del mundo cada vez más sombrío


La libertad de prensa nunca se había encontrado tan amenazada. Hoy 21 países están "negros", es decir donde la situación de la prensa es "muy grave". 51 países (el año anterior eran 49) están en “rojo”, lo que significa que la situación de la libertad de información es “difícil”. De manera global, la situación se agravó en cerca de dos tercios (62,2%) de los países incluidos la lista. La edición 2017 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada por Reporteros sin Fronteras (RSF) revela la magnitud de los males y las plagas que afectan a la libertad de informar en el mundo.

Ver más