Noticias

14 Enero 2008 - Actualizado el 20 Enero 2016

Cinco periodistas del Canal 9 secuestrados durante sesenta horas por su dirección


Reporteros sin Fronteras manifiesta su profunda consternación por el secuestro y los malos tratos recibidos, entre el 7 y el 9 de enero de 2008 en Buenos Aires, por cinco periodistas del Canal 9 - Verónica Lazzaro, Carina Alvarez, Matías Castro, Laura Mayocchi y Hernán Sinaj -, de parte de algunos miembros de la dirección del medio. Verónica Lazzaro y Carina Alvarez tuvieron que ser hospitalizadas tras pasar sesenta horas sin agua, electricidad, aire acondicionado y sin acceso a los lavabos. “Un conflicto de trabajo debe solucionarse mediante la negociación y el diálogo social, y no con métodos tan brutales. Condenamos el incalificable comportamiento de la dirección de Canal 9, y manifestamos nuestra solidaridad con los periodistas secuestrados. También esperamos explicaciones del propietario del canal, Remigio González González”, ha declarado Reporteros sin Fronteras. La situación degeneró cuando unos agentes de seguridad del canal impidieron a los cinco trabajadores, que protestaban por el despido de seis colegas, acceder a su puesto de trabajo. Tras penetrar por la fuerza en los locales, los cinco periodistas estuvieron retenidos durante sesenta horas. La dirección de Canal 9 cortó la corriente eléctrica, el aprovisionamiento de agua y la climatización, cuando en ese momento Buenos Aires estaba afectada por una gran ola de calor. Los periodistas retenidos tampoco pudieron acceder a los servicios. Dos de ellas, Verónica Lazzaro y Carina Alvarez, tuvieron que ingresar en urgencias. Desde que, en enero de 2007, el magnate norteamericano de origen mexicano Remigio Gonzalez González compró el canal, un grave conflicto enfrenta al personal de Canal 9 con la dirección, que tiene previsto suprimir doscientos empleos. Los asalariados aseguran que nunca han recibido por escrito la notificación de su despido. Como respuesta al descontento social, la nueva dirección no duda en recurrir a la vigilancia por vídeo de algunos periodistas, la censura y los despidos, según los empleados. Por otra parte, el 13 de septiembre de 2007, Tomás Eliaschev, del sitio perfil.com (perteneciente al grupo de prensa del mismo nombre), sufrió una grave agresión durante un conflicto de sus empleados con la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA).