Noticias

19 Marzo 2020

China: RSF pide que se anule la expulsión de los periodistas de ‘The New York Times’, ‘The Wall Street Journal' y ‘The Washington Post’

PHOTO: JEWEL SAMAD / AFP
Reporteros Sin Fronteras (RSF) hace un llamamiento a Pekín para que revoque la expulsión de todos los periodistas estadounidenses que trabajan en China para los diarios The New York Times, The Wall Street Journal y The Washington Post.

El Ministerio de Exteriores chino ha anunciado este 18 de marzo que el gobierno va a expulsar a los ciudadanos estadounidenses que trabajan en China para The New York Times , The Washington Post y The Wall Street Journal y que les prohibirá la cobertura en Hong Kong y Macao. Las autoridades chinas también exigen que estos medios de comunicación, así como la revista Time y Voice of America, les remitan detalles sobre su personal y sus operaciones.

 

China responde con esta decisión "como represalia" por la decisión que el gobierno estadounidense tomó a principios de este año y que obligaba a los medios de comunicación estatales chinos en Estados Unidos a reducir el número de empleados de origen chino y les exigía registrarse como misiones extranjeras.

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide a China que invalide de inmediato estas medidas, ya que restringen aún más el derecho de la comunidad internacional a la información en este momento crítico por la pandemia de coronavirus.

 

"El control despótico de las noticias y la información por parte de Pekín ha tenido un impacto muy negativo al comienzo de esta epidemia de coronavirus", recuerda el secretario general de RSF, Christophe Deloire, quien agrega que el presidente chino, Xi Jinping, "tiene una gran responsabilidad ante todos los seres humanos ".

 

"No se trata de un nuevo episodio en una 'guerra mediática' entre Estados Unidos y China, sino el más reciente de los movimientos agresivos de China contra la libertad de prensa en el mundo", señala el director de la oficina de RSF En Asia Oriental, Cédric Alviani. "Los medios de comunicación a los que China tiene en su punto de mira acatan y hacen cumplir los principios de la ética periodística, incluida la independencia editorial y la verificación de los hechos para el beneficio público, mientras que los medios estatales chinos sirven oficialmente como portavoces del Partido Comunista Chino".

 

Las restricciones establecidas por la administración de EEUU, que se anunciaron el 2 de marzo y entraron en vigor el 13 del mismo mes, afectan a la agencia de noticias Xinhua, a la Red de Televisión Global de China , a Radio China Internacional, a la Corporación China de Distribución de Diarios y a Hai Tian Development USA, cinco empresas conocidas por difundir propaganda del régimen de Pekín.

 

En su informe titulado "El nuevo orden mundial de la información según China" publicado hace un año, RSF reveló la estrategia de China para controlar la información más allá de sus fronteras, un proyecto que representa una amenaza para la libertad de prensa en todo el mundo.

 

Estados Unidos ocupa el puesto 48, de 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019 de Reporteros Sin Fronteras, mientras que China se sitúa en la posición 177.