Noticias

11 Abril 2008 - Actualizado el 20 Enero 2016

Caso Jean Dominique : Reporteros sin Fronteras publica el derecho de réplica del senador Rudolph Boulos, y de Harold Sévère


Mientras que el gobierno y las autoridades han conseguido resultados, en varios asuntos que enlutaron a la prensa del país, el caso de Jean Dominique continúa pendiente. Ocho años después del asesinato del director de la emisora de radio Haití Inter, Reporteros sin Fronteras recuerda que la impunidad no es una fatalidad.
En respuesta al comunicado de Reporteros sin Fronteras, del 2 de abril de 2008, publicado con ocasión de cumplirse ocho años del asesinato de Jean Dominique, el vicepresidente del Senado, Rudolph Boulos, y Harold Sévère, han enviado a la organización los textos que reproducimos a continuación. Rudolph Boulos
“Con gran interés leímos detenidamente su comunicado de prensa sobre la desgracia del asesinato del periodista Jean Léopold Dominique. Nosotros creemos que usted debe aportar rectificaciones o adiciones importantes a su comunicado de prensa para evitar ser cómplice de un linchamiento político de un grupo de mafiosos del poder en Porta au Prince. En efecto, nosotros, Senador de la República respondimos siempre a todas las demandas del Juzgado de Instrucción en ese caso, nosotros le recordaremos las voces y medios para obtener aclaración. Nosotros nos entendimos dos veces con él para un encuentro, y es el quien no se presentó, es más él nos envió por medio de nuestros abogados una lista de preguntas manuscritas que nosotros devolvimos con las repuestas que se imponen. Nosotros recordamos que algunos periodistas opinaron sobre el caso Afebril, Ministros de Estado de la época, y el mismo presidente de la República de la época. Esto no resultó en ningún acto odioso que sus asesinatos. Es más, Harold Severe, individuo que usted menciona en su comunicado fue empleado del Palacio Nacional en la época del asesinato, y para terminar yo voy a recordarle las declaraciones de Guy Phillipe, arrestado sobre la frontera dominicana en septiembre del 2000 y entrevistado por un periodista dominicano y publicado en el diario dominicano El Nacional. A la pregunta de Leo Reyes hecha el señor Guy Phillipe: “Quién mató a Jean L Dominique? Respuesta: “Solamente el poder tiene la capacidad de asesinar”.” Harold Sévère
“He leído con interés su comunicado de prensa en el que se menciona varias veces mi nombre en el caso del asesinato del señor Jean Léopold Dominique y, con gran sorpresa, acabo de enterarme de que, el 3 de abril de 2008, el senador Rudolph Boulos les envió una carta, en la que también aparece mi nombre y se dice que en aquella época yo era empleado del Palacio Nacional. Para su información, nunca he estado exiliado. Circulo libremente por mi país. Mi detención, el 14 de marzo de 2004, en el aeropuerto de Puerto Príncipe, nunca se mencionó en el caso de Jean Dominique. Por el contrario, la justicia haitiana no encontró nada en mi contra. Como continuación a la respuesta del Senador Boulos, que menciona que en la época del asesinato de Jean Dominique yo estaba en el Palacio Nacional, me pregunto si a la gente se le va la cabeza. En aquella época yo trabajaba en la Oficina Nacional de Seguros (ONA), como responsable de logística. En contra de lo que ustedes dicen en su comunicado de prensa, en 2003 me interrogó el juez de instrucción Bernard Saint-Vil, como resultado de un artículo publicado en el periódico anti-Lavalas Haití Observateur, que mencionaba mi nombre diciendo que yo era una persona que podía facilitar información en el caso de Jean Dominique. El interrogatorio del juez Saint-Vil tenía un solo objetivo: aclarar el asesinato. Fui detenido el 14 de marzo de 2004 y puesto en libertad en diciembre de 2005, por decisión del juez de instrucción Brédy Fabien, confirmada por el Comisario del Gobierno de la época, Daniel Audain. Las autoridades políticas que había entonces en el país anularon mi puesta en libertad. Fui interrogado de nuevo por la juez Jocelyne Janvier, que no encontró ningún cargo que imputarme, y quedé en libertad de nuevo el 15 de abril de 2006, por decisión judicial. No entiendo a qué viene este ensañamiento con mi persona cuando permanecí 25 meses encerrado en una cárcel de Puerto Príncipe, por nada, y sin que nadie fuera capaz de decirme por qué estaba detenido. Denuncio con rigor y firmeza esta maquinación, dirigida a atentar contra mi persona. Les sugiero que no vuelvan a citar mi nombre en sus artículos periodísticos relativos a este caso.” _________________________________ 2.04.08 - Asesinato de Jean Dominique : ocho años de incomprensible impunidad
El 3 de abril de 2000 asesinaron a disparos en Puerto Príncipe, en el recinto de la emisora de radio Haití Inter, a su director Jean Dominique. Nunca se ha hecho justicia con ese crimen, que causó una segunda víctima en la persona de Jean-Claude Louissaint, recepcionista del medio. Reporteros sin Fronteras no se explica estos ocho años de impunidad cuando, desde hace dos años, una auténtica voluntad política y judicial ha dado resultados tangibles en otros casos que enlutaron la prensa haitiana. “A lo largo de 2007 se dictaron dos sentencias en los casos de Brignol Lindor, periodista de Radio Echo 2000 asesinado en Petit-Goâve en 2001, y de Jacques Roche, jefe de la sección cultural del diario Le Matin, secuestrado y asesinado en 2005 en Puerto Príncipe. Paralelamente, otras investigaciones de casos más recientes han llevado a detenciones rápidas. Siempre en 2007, el presidente de la República, René Préval, amigo cercano de Jean Dominique, creó el 10 de agosto, personalmente y en presencia de la viuda del periodista, Michèle Montas, una Comisión Independiente de Apoyo a las Investigaciones relativas a los Asesinatos de Periodistas (CIAPEAJ). Es una demostración de que existe una voluntad política y jurídica real y la prueba de que la impunidad no es una fatalidad. Por eso nos cuesta explicarnos por qué, ocho años después de los hechos, el caso de Jean Dominique es el único que continúa pendiente. Las eventuales incidencias políticas del caso no pueden justificar que no se aclare nunca”, ha declarado Reporteros sin Fronteras. La investigación de los asesinatos de Jean Dominique y Jean-Claude Louissaint, finalizada el 21 de marzo de 2003, llevó a la inculpación y encarcelamiento de seis personas: Dymsley Milien apodado “Ti Lou”, Jeudi Jean-Daniel apodado “Guimy”, Philippe Markington, Ralph Léger, Freud Junior Demarattes y Ralph Joseph. Los tres últimos quedaron absueltos en apelación el 4 de agosto de 2003. En febrero de 2005, “Ti Lou”, Guimy” y Philippe Markington aprovecharon un motín para fugarse de la cárcel. Escapado a Argentina, Philippe Markington contacto con Reporteros sin Fronteras para proclamar su inocencia. “Ti Lou”, hoy fallecido, y “Guimy”, reanudaron con toda impunidad su actividad de jefes de bandas en Martissant, en la parte alta de la capital haitiana. El 14 de marzo de 2004, Harold Sévère, ex alcalde adjunto de Puerto Príncipe que hoy se encuentra exiliado, y Ostide Pétion alias “Douze”, fueron detenidos como presuntos autores intelectuales del asesinato. El 10 de mayo siguiente acusaron también a Annette Auguste, detenida por otro asunto. Sin embargo, a ninguna de estas tres personas se les ha interrogado en lo más mínimo. Nunca se ha efectuado la menor verificación de las declaraciones del presunto asesino, “Ti Lou”, quien habría recibido la cantidad de 10.000 dólares por ejecutar a Jean Dominique. Finalmente, tampoco se ha aclarado nunca la sospechosa muerte de dos testigos. El 29 de junio de 2004, el Tribunal de Casación ordenó reabrir el caso. Sin embargo fue necesario cerca de un año para nombrar a un nuevo juez de instrucción, el 3 de abril de 2005 - es decir, cinco años después de los hechos -, que no ha tenido acceso a la documentación del caso ni dispone de los medios necesarios para la investigación. En total, en la instrucción del caso se han sucedido seis magistrados. El 4 de abril de 2007 el caso pasó por un nuevo revés con el asesinato del empresario Robert Lecorps, también sospechoso de estar implicado en la muerte del periodista. Perseguido por “obstaculizar la justicia”, el ex comisario de policía Daniel Ulysse, director central de la policía judicial en la época del asesinato de Jean Dominique, fue detenido el pasado 10 de diciembre. Sin embargo, la Policía Nacional de Haití (PNH) tardó más de un mes en ejecutar el mandato de presentación, emitido por el juez Fritzner Fils-Aimé, que es quien actualmente se encarga del caso. Las declaraciones del antiguo senador Dany Toussaint, citado frecuentemente en el caso, no han podido corroborarse nunca. Desde el comienzo del año 2008, el juez Fils-Aimé está intentando conseguir la deposición del vicepresidente del Senado, Rudolph Boulos, propietario de los laboratorios Pharval. Poco antes de su asesinato, Jean Dominique recordó en las ondas que un medicamento estropeado, el Afébril, producido y distribuido por la mencionada industria farmaceútica, había causado la muerte de un centenar de niños en 1996. En una carta, dirigida el 27 de febrero de 2008 a la presidencia del Senado, la CIAPEAJ, creada por el presidente René Préval, también pidió que Rudolph Boulos responda a las citaciones del juez Fils-Aimé. Una semana después, el senador dio por no recibida la petición, invocando su “inmunidad parlamentaria”.