Noticias

15 Septiembre 2010 - Actualizado el 20 Enero 2016

Caso Couso: un juez español recibe la autorización de investigar en Bagdad


Reporteros sin Fronteras celebra la decisión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) español, que autoriza al juez de la Audiencia Nacional, la alta instancia penal, Santiago Pedraz, a viajar a Irak para desarrollar una investigación sobre las circunstancias de la muerte del periodista español José Couso. Este caso debe esclarecerse a fin de que se haga justicia. El 29 de julio de 2010 la justicia española dictó nuevas órdenes de arresto internacionales contra tres militares estadounidenses implicados en la muerte de un camarógrafo del canal privado Telecinco y de su colega ucraniano de la agencia Reuters, Taras Protsyuk. Los concernidos son: el sargento Thomas Gibson, el capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip de Camp (http://es.rsf.org/reabierta-la-investigacion-de-la-30-07-2010,38064.html). Los dos periodistas murieron el 8 de abril de 2003 por el disparo de un tanque estadounidense, cuando se encontraban en el Hotel Palestina en Bagdad. El 7 de septiembre de 2010 Reporteros sin Fronteras publicó un informe titulado “Guerra en Irak, una hecatombe para la prensa. 2003-2010”, en el que la organización realiza un balance de los siete años de ocupación de las fuerzas de la coalición y de sus consecuencias en la libertad de prensa. La organización retoma el tema de los periodistas que murieron durante este conflicto por el simple hecho de haber ejercido su profesión. ¿Quiénes son? ¿Para qué medios de comunicación trabajaban? ¿En qué circunstancias encontraron la muerte? ¿Fueron el blanco de ataques deliberados? Este informe es un homenaje a todos los profesionales de los medios de comunicación que pagaron con su vida la exigencia de informar pese a los peligros que corrían (http://es.rsf.org/irak-guerra-en-irak-la-mas-grande-07-09-2010,38296.html) --------------------------------- 30.07.2010 Reabierta la investigación de la muerte de José Couso Reporteros sin Fronteras celebra la decisión, adoptada por la justicia española el jueves 29 de julio de 2010, de dar curso a nuevas órdenes de detención internacionales contra los tres militares norteamericanos implicados en la muerte de José Couso, camarógrafo del canal Telecinco al que el 8 de abril de 2003 mató el disparo de un tanque norteamericano, junto a su colega ucraniano Taras Protsyuk, de la agencia Reuters, cuando ambos se encontraban en el Hotel Palestine de Bagdad. Tras un último recurso presentado por la familia de José Couso a comienzos de este mes de julio de 2010, el Tribunal Supremo pidió a la Audiencia Nacional (la mayo instancia penal española) que volviera a abrir la causa, sobreseída anteriormente varias veces. « Aplaudimos la decisión del Tribunal Supremo que permite volver a poner en marcha el proceso por la muerte de José Couso. Ya es hora de que este caso salga del laberinto administrativo y jurídico en el que lleva varios años perdido. Las declaraciones del sargento Thomas Gibson, el capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip de Camp podrían aportar respuestas a las preguntas que siguen el aire en este caso. Pedimos a las autoridades norteamericanas que respeten la demanda de la justicia española, y de la familia de José Couso quien, después de más de siete años de espera, tiene más necesidad que nunca de conocer toda la verdad sobre su muerte», ha declarado Reporteros sin Fronteras.