Noticias

26 Octubre 2021

Caso Assange: comienza la vista por la apelación de Estados Unidos en el Tribunal Superior británico

Photo: AFP
Del 27 al 28 de octubre, el Tribunal Superior del Reino Unido examinará la apelación del gobierno de Estados Unidos contra la decisión del tribunal británico que se opuso a la extradición del fundador de Wikileaks, Julian Assange. Pese a que Reporteros sin Fronteras (RSF) ha tenido dificultades para acceder a las audiencias, la organización volverá a hacer un esfuerzo por asistir a las sesiones, a la vez que reitera su llamado para que se cierre el caso y para que Julian Assange sea puesto en libertad.

En la audiencia, que prevé que durará dos días, el gobierno estadounidense presentará sus argumentos en contra del fallo emitido el 4 de enero por la jueza de distrito Vanessa Baraitser, y que deniega la solicitud de extradición de Julian Assange a EEUU por motivos de salud mental. Tras la decisión del Tribunal Superior de ampliar el alcance de la apelación en la audiencia preliminar del 11 de agosto, Estados Unidos podrá impugnar el fallo por cinco motivos específicos. Si bien no se espera una decisión nada más concluir la audiencia de dos días, sí es bastante probable que se haga por escrito en las próximas semanas.

 

"Ahora que regresamos a la corte para otra audiencia más en esta interminable batalla legal entre los Estados Unidos y Julian Assange, queremos reafirmar nuestra posición", señala el secretario general de RSF, Christophe Deloire. "Creemos firmemente que Julian Assange ha sido blanco de ataques por sus contribuciones al periodismo; que su extradición y su enjuiciamiento tendrían consecuencias graves y duraderas para el periodismo y la libertad de prensa en todo el mundo, que el caso debería cerrarse y que Julian Assange debería ser puesto inmediatamente en libertad".

 

La víspera de la audiencia, por la mañana, numerosos observadores de ONG, observadores políticos y periodistas -por no decir todos-, informaron de que todavía estaban esperando a que el tribunal confirmase de su acreditación, ya fuera para asistir en persona a la audiencia o para seguirla en modo remoto mediante el sistema de retransmisión por video. A los observadores de RSF se les pidió que renovasen su solicitud por escrito al tribunal el día antes de la audiencia y, en el momento de escribir este artículo, siguen sin recibir respuesta. RSF ha sido la única ONG que ha asistido a todas las audiencias de extradición a pesar de las estrictas restricciones impuestas por la corte y de las anomalías del procedimiento, que están documentadas.

 

"Hemos encontrado más obstáculos para acceder a las audiencias en el caso de Julian Assange que en cualquier otro caso en cualquier otro lugar", subraya Rebecca Vincent, directora de campañas internacionales de RSF. "Es extremadamente frustrante hacer frente a nuevos desafíos en vísperas de la mayor audiencia hasta la fecha. Estos procedimientos son del máximo interés público y deben estar abiertos al escrutinio. Esperamos de corazón que el Tribunal Superior actúe en aras de una justicia transparente y del derecho a un juicio justo, y que nos permita cumplir con nuestro trabajo dándonos la acreditación para asistir a la audiencia de apelación".

 

Si Julian Assange es extraditado a Estados Unidos, se expone a que lo condenen a hasta 175 años de prisión por los 18 cargos formulados en la nueva acusación, relacionada con la publicación en Wikileaks, en 2010, de varios cientos de miles de documentos militares y cables diplomáticos clasificados. En tal caso, Julian Assange sería el primer editor al que se demanda al amparo de la Ley de Espionaje de los Estados Unidos, que carece de garantías para la defensa del interés público. RSF se ha unido recientemente a una coalición de 25 organizaciones defensoras de la libertad de prensa, las libertades civiles y los derechos humanos internacionales, que reiteran su llamado al Departamento de Justicia de Estados Unidos para que retire todos los cargos contra el fundador de Wikileaks.

 

Estados Unidos y el Reino Unido se encuentran, respectivamente, en los puestos 44 y 33 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa que RSF ha establecido en 2021.

 

Nota: El secretario general de RSF, Christophe Deloire, y la directora de campañas internacionales de RSF, Rebecca Vincent, estarán presentes en el Tribunal Superior del 27 al 28 de octubre. Estarán disponibles para entrevistas en francés e inglés. Se ruega contactar con [email protected]