Noticias

28 Mayo 2020

Brasil: algunos medios ya no cubrirán las conferencias de prensa frente al Palacio Presidencial porque es peligroso para sus periodistas

Pedro Ladeira/ Folhapress
El 26 de mayo algunos medios de comunicación brasileños, preocupados por sus periodistas, decidieron suspender temporalmente la cobertura de las conferencias de prensa del Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, realizadas frente al Palacio de la Alvorada, pues consideran que no se garantiza la seguridad de sus reporteros. Reporteros sin Fronteras (RSF) denuncia la escalada de los ataques contra la prensa y pide a las autoridades que hagan todo lo posible para poner freno a esta inaceptable situación.

El martes 26 de mayo de 2020 el grupo Globo (que aglutina TV Globo, los diarios O Globo y Valor Econômico, así como el portal de noticias G1), el grupo Bandeirantes, el diario Folha de São Paulo (el principal diario del país) y el sitio web informativo Metropoles hicieron pública su decisión: ya no participarán en las conferencias de prensa programadas de forma cotidiana ni en las ofrecidas de manera informal del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, realizadas frente al Palacio Presidencial de la Alvorada, en Brasilia, la capital del país. Aunque aún no lo ha anunciado oficialmente, el diario O Estado de S. Paulo tampoco enviará a sus reporteros a cubrir esa fuente. Estos medios de comunicación se unen el diario Correio Braziliense, que había tomado la misma medida a inicios de mayo.

 

Esta decisión, sin precedentes, fue tomada después de que se registrara otro incidente de violencia y agresiones verbales contra la prensa, por parte de simpatizantes Bolsonaro que se encontraban en las afueras del Palacio de la Alvorada; una simple valla los separa de los reporteros. Los medios de comunicación señalaron que esta “suspensión temporal” se debe a que no se ha garantizado la seguridad de sus reporteros. Los partidarios de Bolsonaro se han acostumbrado a insultar y amenazar a los periodistas que acuden a cubrir las declaraciones del jefe de Estado, quien alienta y mira con beneplácito estas agresiones e intimidaciones. 

 

El lunes 25 de mayo de 2020 el grado de violencia aumentó: 60 militantes muy agresivos se congregaron tras la valla que los separa de la prensa para gritar e insultar a los periodistas que se encontraban allí.

 

El mismo día, a unos cuantos metros de allí, frente al Ministerio de Defensa, donde el presidente había acudido a una comida, partidarios de Bolsonaro sobrepasaron la valla para  acercase a los periodistas y empezaron a rodearlos, prestos a agredirlos; la policía militar los dispersó. El miércoles 27 de mayo, un reportero de CNN Brasil fue agredido e insultado en las afueras del Palacio Presidencial por un partidario de Bolsonaro muy violento.  

 

Es inadmisible y vergonzoso que un recinto público, símbolo de la república, se haya convertido en escenario de constantes ataques a periodistas encabezados por el presidente y sus partidarios”, señaló Emmanuel Colombié, director del Despacho América Latina de RSF. "Las autoridades deben garantizar que existan las condiciones de seguridad necesarias para que toda la prensa pueda cubrir las conferencias o declaraciones del jefe de Estado. RSF expresa su solidaridad a los periodistas brasileños, cuya labor en este periodo de pandemia, realizada en un ambiente de trabajo cada vez más hostil, es más que nunca, vital”, agregó.

 

Cuando los medios de comunicación anunciaron que ya no cubrirían el Palacio de la Alvorada, Bolsonaro dijo que se estaban “victimizando”. Desde el inicio de la crisis sanitaria –Brasil es el país más afectado de América Latina por el Covid-19, es su epicentro actualmente– el presidente del país, en lugar de luchar contra la pandemia se ha encarnizado con la prensa, como lo muestra la primera edición de una serie de publicaciones trimestrales en las que RSF da a conocer la estrategia de Bolsonaro para desacreditar y hacer más vulnerables a los medios de comunicación que le molestan.

 

Brasil se encuentra en el lugar 107, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada en 2020 por RSF.