Noticias

16 Octubre 2020

Bangladesh: asesinado brutalmente el reportero Iliyas Hossain por gánsteres locales

Vue d’une bande plastique jaune portant la mention "scène de crime", prise le 29 mars 2019 à Dacca. Le corps du journaliste Iliyas Hossain a été retrouvé dans la soirée le 11 octobre en banlieue de la capitale bangladaise (photo : Munir uz Zaman / AFP).
Reporteros sin Fronteras (RSF) pide una investigación independiente sobre el asesinato del reportero Iliyas Hossain, perpetrado el 11 de octubre en una zona industrial al sur de la capital de Bangladesh, Daca. La víctima trabajaba para un periódico bengalí y sus informaciones llevaron a la detención dos líderes de bandas de delincuentes locales. Su crimen no debe quedar impune, denuncia RSF.

Sobre las 20:15 del domingo 11 de octubre, varios transeúntes encontraron tirado al periodista Iliyas Hossain, con un charco de sangre alrededor, en Bandar, un municipio que forma parte del distrito de Narayanganj, al sur de Daca. Lo trasladaron a un hospital cercano, donde se declaró su muerte a las 21:00 horas.

 

La familia de Hossain cree que fue asesinado como represalia por los artículos que escribió para el diario Dainik Bijoy sobre las actividades delictivas de los gánsteres locales, especialmente sobre el tráfico de drogas y el suministro de conexiones ilegales de gas. Minnat y Mishir Ali, dos hermanos que habían sido detenidos a raíz de los artículos del periodista, acababan de ser puestos en libertad bajo fianza.

 

Crimen violento

 

Hacemos un llamamiento a la oficina del fiscal del distrito de Narayanganj para que ordene una investigación de inmediato y garantice así que el brutal asesinato de Iliyas Hossain no quede impune”, reclama Daniel Bastard, director del departamento de RSF para Asia y el Pacífico. "En vista del entorno extremadamente peligroso para los periodistas en Bangladesh, sugerimos que el Gobierno de la primera ministra Sheikh Hasina cree un mecanismo eficaz para proteger a los periodistas", recalcó.

 

El reportero del Daily Samakal Shariful Alam Chowdhury estuvo a punto de morir a causa de la paliza que le propinaron diez matones armados con barras de acero en Muradnagar, en las afueras de Cumilla, a 100 km al este de Daca, el 4 de julio, después de escribir sobre un supuesto caso de corrupción que involucraba a un funcionario local.

 

Además, RSF también informó sobre otro periodista, Shelu Akand, que fue dado por muerto después de ser brutalmente golpeado por hombres con barras de acero en la ciudad norteña de Jamalpur en diciembre de 2019.

 

Según el recuento de RSF, al menos 16 periodistas ya han sido víctimas de violencia grave en Bangladesh desde principios de año.

 

Bangladesh ocupa el puesto 150 entre 180 países en la Clasificación Mundial de Libertad de Prensa 2020 de RSF.