Noticias

24 Noviembre 2003 - Actualizado el 20 Enero 2016

Autorizan que Al-Ayam vuelva a publicarse


El fiscal general Emad Eddin Mahjoub Mohamad anuló, el sábado 22 de noviembre, la suspensión de publicación del diario independiente Al-Ayam, prohibido desde el 16 de noviembre por orden del fiscal encargado de los crímenes contra el Estado. Las declaraciones del fiscal general, tras la apelación presentada por el comité de defensa del periódico, podrían resultar determinantes para el futuro de la libertad de prensa. Insistiendo en el hecho de que la suspensión del periódico "fue decidida por una instancia no autorizada", el fiscal daba a entender que las fuerzas de seguridad y el fiscal encargado de los crímenes contra el Estado, que estaban en el origen de la suspensión y que intentan mantener el dominio sobre la prensa, actúan así de manera discutible en relación con la ley. ___________________ 18.11.2003 Nueva ofensiva contra la prensa independiente Un diario suspendido, dos periodistas detenidos, cuatro periodistas citados Reporteros sin Fronteras pide la inmediata reaparición del diario en legua árabe Al-Ayam, suspendido el 16 de noviembre, y condena el acoso de los servicios de seguridad a algunos periodistas. "Resulta particularmente inquietante la nueva campaña de represión que se abate sobre la prensa en Sudán, porque las fuerzas de seguridad echan mano de leyes liberticidas para reducir al silencio a las cabeceras independientes, y arruinarlas económicamente. Hace menos de un mes, la Misión Permanente de Sudán en Ginebra declaraba que ya no había censura, ni suspensión de periódicos. Mientras no se deroguen las leyes liberticidas existentes, y las fuerzas de seguridad continúen imponiendo su dominio sobre la prensa, la libertad de expresión seguirá amenazada", ha manifestado Robert Ménard, secretario general de Reporteros sin Fronteras. El diario Al-Ayam, uno de los mayores periódicos sudaneses, que en octubre celebró su 50 aniversario, ha sido suspendido por un tiempo indeterminado, por orden del fiscal de crímenes contra el Estado, Mohammed Farid Hassan, en aplicación del artículo 130 del código de procedimiento penal de 1991, párrafos 1 y 3. El diario está acusado de "amenazar la seguridad y la estabilidad" del país. Mahjoub Mohamed Salih, redactor jefe de Al-Ayam y figura emblemática de la prensa independiente, ha declarado a Reporteros sin Fronteras: "Esta medida pone claramente de manifiesto la voluntad de arruinar económicamente al periódico; en caso contrario, se habría avisado a la dirección del periódico antes de que entrara en prensa, es decir, antes de las dos de la madrugada". Los servicios del fiscal citaron a Salih, junto con el periodista Murtada Al-Ghali, el 18 de noviembre. El 11 de noviembre, el fiscal encargado de crímenes contra el Estado ya había citado a Hayder Almukashi, ex colaborador de Al-Ayam, y a Tag Alsir Mekki, periodista de Al-Ayam, sin ninguna razón oficial. Claramente, las autoridades tienen intención de ahogar a toda la prensa que se atreva a franquear la línea roja del discurso oficial sobre los acuerdos de paz y, ante todo, sobre los acontecimientos en Sudán. Por eso, las fuerzas de seguridad detuvieron el 15 de noviembre, en Niala, a Gasim Tah, corresponsal del periódico Al Sahafa, y a Mouhanad Hussain, corresponsal de Akhbar Alyom, que quedaron en libertad el mismo día. Ambos periodistas preparaban un reportaje sobre la destrucción, por las milicias árabes, de dos pueblos quemados en Sud-Darfour.