Noticias

5 Noviembre 2007 - Actualizado el 20 Enero 2016

“Alegría alivio” ante el anuncio de la liberación de los periodistas franceses


Reporteros sin Fronteras recibe con alegría y alivio la puesta en libertad de Marc Garmirian, periodista reportero gráfico de imágenes de la agencia Capa TV, Jean-Daniel Guillou, fotógrafo de la agencia Synchro X, y Marie-Agnès Peleran, periodista de France 3 Méditerranée, que se produjo el 4 de noviembre de 2007.
Reporteros sin Fronteras recibe con alegría y alivio la puesta en libertad de Marc Garmirian, periodista reportero gráfico de imágenes de la agencia Capa TV, Jean-Daniel Guillou, fotógrafo de la agencia Synchro X, y Marie-Agnès Peleran, periodista de France 3 Méditerranée, que se produjo el 4 de noviembre de 2007. “La justicia tchadiana ha dado muestras de perspicacia y sabiduría al poner en libertad a los tres periodistas franceses. Ahora deseamos que en un plazo razonable se dicte una orden de no ha lugar. La movilización de todos, tanto de las familias como de personas cercanas, han permitido proporcionar las pruebas del exacto estatuto de nuestros colegas, y su neutralidad en el asunto”, ha declarado la organización. “Por otra parte, aplaudimos la eficaz y determinada actuación de la diplomacia francesa. Desde el primer día, tanto los militares como el cónsul de Abéché, han seguido atentamente la suerte de los periodistas”, ha añadido Reporteros sin Fronteras. Finalmente, la organización tiene un pensamiento particular para las familias de los tres periodistas, que han tenido que enfrentarse con valor a diez días especialmente agotadores. Según la Agencia France-Presse (AFP), el juez de instrucción encargado del caso del intento de trasporte de 103 niños de Tchad a Francia, ha notificado al abogado de los periodistas franceses “el levantamiento de la orden de prisión preventiva conforme a los artículos 248 y 249 del código de procedimiento penal”. Sin embargo, todavía no han dictado el no ha lugar parcial, y continúan inculpados en el caso de El Arca de Zoé, ha añadido el abogado. “Pueden marcharse de Tchad”, ha concluido.