Noticias

3 Julio 2002 - Actualizado el 20 Enero 2016

7 de julio 2001 - 7 de julio 2002 : Primer aniversario del asesinato de Parmenio Medina


Cuando se cumple un año del asesinato del periodista radial Parmenio Medina, Reporteros sin Fronteras y la Red Damocles están preocupadas porque, a pesar de los medios movilizados, todavía no han sido detenidos el, o los, autores intelectuales del asesinato del periodista. Las dos organizaciones lanzan una campaña de movilización, en la prensa costarricense.
Cuando se cumple un año del asesinato del periodista Parmenio Medina (fotos, cortesía de La Nación), presentador del programa "La Patada" en Radio Monumental, Reporteros sin Fronteras y la Red Damocles están preocupadas porque, al día de hoy, todavía no han sido detenidos el, o los, autores intelectuales del asesinato del periodista. "Tolerar la impunidad sería como aceptar o, al menos, correr el riesgo de que vuelvan a producirse crímenes contra los periodistas", han explicado ambas organizaciones en una carta dirigida al presidente, Abel Pacheco. "Este acto cobarde debe continuar siendo una excepción en la historia de la prensa de Costa Rica", han añadido, recordando que la muerte de Parmenio Medina fue interpretada como una advertencia para el conjunto de los periodistas de investigación costarricenses. Sin embargo, Reporteros sin Fronteras y la Red Damocles, uno de cuyos representantes ha visitado recientemente Costa Rica, han podido constatar que la Fiscalía y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) están llevando a cabo una investigación profunda y seria. Se haría identificado a los autores del crimen, pero los investigadores no disponen de las pruebas necesarias para poder proceder a su detención. Habiendo constatado que se han puesto a disposición de los investigadores "medios importantes", Robert Ménard, secretario general de Reporteros sin Fronteras, y Jean-Pierre Getti, vicepresidente de la Red Damocles, han pedido al Presidente que "continúe haciendo todo lo posible para que los asesinos sean juzgados, y castigados". Finalmente, con ocasión del aniversario del asesinato del periodista, Reporteros sin Fronteras y la Red Damocles han lanzado una campaña de movilización, en varias publicaciones de la prensa costarricense. La campaña presenta una foto del periodista con la leyenda: "Ha pasado un año. No dejemos que el olvido asesine por segunda vez a Parmenio Medina". La experiencia demuestra que la constante movilización de la sociedad civil, y la solidaridad de que dan prueba los medios de comunicación, son condiciones indispensables para que se haga justicia y no arraigue la impunidad. Estado de la investigación de un asesinato que sorprendió a Costa Rica El 7 de julio de 2001, Parmenio Medina, célebre presentador de un programa satírico titulado "La Patada", en Radio Monumental, fue asesinado cerca de su domicilio, situado a una decena de kilómetros de la capital, San José. Un desconocido disparó, repetidas veces, sobre el periodista, antes de darse a la fuga. Este crimen, el primer asesinato mafioso de una personalidad, desde hacía mucho tiempo, en el pequeño país sin ejército, provocó una profunda emoción. "Costa Rica está herida", declaró el presidente Miguel Angel Rodríguez, al día siguiente de su muerte. Periódicamente, algunas organizaciones de la sociedad civil de han venido movilizando, para pedir justicia. La investigación se puso en manos de la Fiscalía de Heredia. Un representante de Reporteros sin Fronteras y de la Red Damocles, que viajó a San José a principios de junio, ha podido constatar que la investigación ha contado con medios importantes. Cuando se ha cumplido un año, permanecen a disposición de la juez Leda Méndez, encargada del caso, cinco investigadores del OIJ y dos especialistas en asuntos criminales. En un año, los investigadores han interrogado a ciento cincuenta personas y se han realizado análisis de una veintena de pruebas. Citando fuentes judiciales, los canales de televisión Canal 6 y Canal 7, anunciaron el 25 de junio que el periodista fue abatido por cuatro delincuentes, y no por profesionales. En respuesta a preguntas del diario La Nación, Gerardo Láscarez, director interino de la policía judicial, declaró que el método utilizado fue el mismo que el de los ladrones de vehículos. Según ambos canales de televisión, dos de los presuntos asesinos han sido detenidos por delitos posteriores al asesinato del periodista, el tercero murió durante el atraco a un banco y el cuarto se encuentra todavía profugo. Los cuatro delincuentes percibieron la suma de diez millones de colones (cerca de 27.000 euros). Sin embargo, por falta de pruebas, los investigadores mantienen una gran reserva sobre su identidad, y la del, o los, supuestos autores intelectuales. Parmenio Medina y Radio María de Guadalupe En "La Patada", Parmenio Medina denunciaba regularmente asuntos de corrupción, escenificándolos de manera satírica, gracias a un equipo de imitadores. Por eso, el periodista tenía muchos enemigos potenciales. El mes anterior a su muerte denunció, en varias ocasiones, las presuntas irregularidades en la gestión de la radio católica Radio María de Guadalupe. Entre otras cosas, se preguntaba sobre el origen de las donaciones recibidas por la radio y el papel exacto que, en ella, desempeñaba el empresario Omar Chávez. Además, reveló que se había visto al sacerdote Minor Calvo, fundador de la emisora católica, en compañía de un joven, en un parque frecuentado por homosexuales. En mayo de 2001, Parmenio Medina recibió amenazas, después de haber hecho, en "La Patada", nuevas revelaciones sobre el fundador de Radio María de Guadalupe. El 9 de mayo, unos desconocidos dispararon sobre la fachada de su casa. Entonces se le proporcionó una protección policial que terminó, a primeros de junio, a petición propia. En un primer momento, la dirección de Radio Monumental decidió no emitir una grabación con contenido polémico, ante la amenaza del sacerdote de querellarse judicialmente, y las presiones ejercidas por los anunciantes. Pero, tras un recurso presentado por el periodista, la justicia costarricense ordenó a la radio que emitiera el programa. Parmenio Medina, de origen colombiano, se instaló en Costa Rica en 1969 y presentaba "La Patada" desde hacía veintiocho años. Una campaña contra la impunidad Con motivo del primer aniversario del asesinato del periodista, Reporteros sin Fronteras y la Red Damocles han pedido a la prensa costarricense que publique una campaña contra el olvido. Aparecerá en los diarios La Nación, Al Día, La Prensa Libre, La República, y en los semanarios Semanario Universidad y The Tico Times. Estos periódicos quieren así mostrarse solidarios con un acontecimiento que, si permaneciera impune, no afectaría únicamente a la familia de la víctima sino que podría amenazar a la libertad de prensa, y al conjunto de los medios de comunicación en Costa Rica.