Malta

Malta

Aún reina la impunidad en la isla

A inicios de 2020 los dirigentes del gobierno de Malta se vieron obligados a dimitir, tras semanas de manifestaciones provocadas por la revelación de que los altos funcionarios estuvieron implicados en el asesinato de la periodista Daphne Caruana Galizia. Así, el Primer Ministro, Joseph Muscat, y su jefe de Gabinete, Keith Schembri, renunciaron después de que los principales acusados del asesinato confesaran que los políticos estaban estrechamente vinculados con el crimen. La investigación –abierta dos años después de que se cometió el homicidio y bajo la presión de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, entre otros organismos– mostró cómo intervinieron algunos políticos para impedir que los investigadores se acercaran a la cabeza del gobierno. Ciudadanos de Malta colocaban desde hacía meses velas y flores en La Valeta en memoria de la periodista (que fue asesinada en su casa, cerca de esa comunidad), homenajes que eran eliminados por los servicios de limpieza por órdenes de las autoridades. En enero de 2020 un tribunal de Malta dictaminó que esas consignas del gobierno para borrar las muestras de reconocimiento a Daphne Caruana Galizia violaban la libertad de expresión. El Parlamento Europeo y el Consejo de Europa han señalado la debilidad del Estado de derecho en Malta y el desafío que esto representa para la prensa. Periodistas malteses de seis medios de comunicación independientes confiaron a una delegación de eurodiputados, miembros de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, que temían por su seguridad y que trabajaban en medio de intimidaciones y amenazas. No obstante, éstas siguieron registrándose en 2019: las autoridades negaron a periodistas el acceso a la información y no les permitieron cubrir conferencias de prensa; no reconocieron la validez de las acreditaciones de prensa que no habían sido expedidas por un Estado; detuvieron de manera ilegal a reporteros (locales y extranjeros) tras una conferencia de prensa a finales de 2019. Una buena parte de los medios de comunicación de Malta son propiedad de los dos principales partidos políticos, lo que favorece la difusión de propaganda y noticias falsas.

81
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

-4

77 en 2019

Puntuación

+0.42

29.74 en 2019

  • 0
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro