Informes

5 Enero 2021

Juicio a Assange: el tribunal británico rechaza la solicitud de extradición de Estados Unidos, pero descarta proteger el periodismo de interés general

Reporteros sin Fronteras (RSF) celebra la decisión de la juez británica Vanessa Baraitser de rechazar la solicitud de extradición a Estados Unidos del fundador de Wikileaks, Julian Assange. Sin embargo, la organización lamenta que el tribunal no haya desestimado la propia base del caso, lo que deja la puerta abierta a otros procesos con fundamentos similares.

La juez Vanessa Baraitser se ha pronunciado en contra de la extradición de Julian Assange, pero su fallo se basa en los graves problemas de salud mental del fundador de Wikileaks, así como en las consecuencias potencialmente fatales que habría tenido sobre él una detención en Estados Unidos. 


En los puntos fundamentales del caso -los 18 cargos de los que le acusa el gobierno de Estados Unidos: 17 de ellos en virtud de la Ley de Espionaje y uno por fraude informático-, la decisión de la juez se decanta claramente a favor de la fiscalía y en contra de los argumentos de la defensa.


"Nos alivia enormemente que Julian Assange no sea extraditado a Estados Unidos, pero nos decepciona en extremo que el tribunal no se haya pronunciado de forma clara a favor de la libertad de prensa y de la protección del periodismo", declara la directora de campañas internacionales de RSF, Rebecca Vincent. "Contrariamente a lo que afirma la juez, creemos que este es un caso político, y que afecta al periodismo y a la libertad de expresión. Si no se cuestionan los propios fundamentos de esta decisión, se deja el campo abierto a otros procesamientos por motivos similares y eso tendrá consecuencias negativas, en todo el mundo, para el periodismo que aborda asuntos relacionados con la seguridad nacional".


El gobierno de Estados Unidos ha indicado que tiene la intención de recurrir este fallo judicial. Julian Assange continúa en prisión preventiva en la cárcel de alta seguridad de Belmarsh a la espera de que la juez apruebe su libertad bajo fianza el 6 de enero. RSF reitera su llamado a que se le deje libre de forma inmediata y anuncia que continuará observando los procedimientos.


A pesar de las enormes dificultades de acceso al tribunal -entre ellas la negativa de la juez a acreditar a observadores de ONG y las amenazas de detención por parte de los policías de los juzgados-, RSF logró seguir la sesión del 4 de enero en el Juzgado Central de lo Penal de Londres (The Old Bailey) y ha sido la única organización que ha asistido a todas las audiencias sobre la solicitud de extradición de Julian Assange.


El Reino Unido y los Estados Unidos se encuentran, respectivamente, en los puestos 35 y 45 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de RSF.