Informes

3 Junio 2010 - Actualizado el 25 Enero 2016

"Investigaciones de alto riesgo: Deforestación y contaminaciones"


En vísperas del Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio, Reporteros sin Fronteras hace público el informe “Investigaciones de alto riesgo: Deforestación y contaminaciones”. Las exacciones contra los periodistas que se interesan por las degradaciones del medio ambiente están en aumento en todo el mundo. Los reporteros y blogueros que investigan a los responsables de esas dos calamidades – destrucción de las selvas y contaminaciones industriales – están particularmente expuestos. Gracias a su red de corresponsales en todo el mundo, Reporteros sin Fronteras ha reunido información sobre incidentes ocurridos en Indonesia, Argentina, El Salvador, Gabón, la India, Azerbaiyán, China y Marruecos. Detrás de las amenazas, siempre se ocultan empresas, mafias y funcionarios corrompidos por el dinero de las minas y la explotación forestal.

Último incidente constatado, la paliza que le dio hace dos semanas un militar indonesio al periodista Ahmadi en la provincia de Aceh. El oficial le reprocha la publicación de un artículo sobre su implicación en un tráfico ilegal de madera. El nombre de este reportero se añade a una larga lista de profesionales de los medios de comunicación en el punto de mira por su trabajo sobre la deforestación, representando ésta al menos un 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

En este informe publicado en inglés, francés y español, Reporteros sin Fronteras denuncia la responsabilidad de los gobiernos vietnamitas o chinos en graves casos de ataques a la libertad de prensa, privando de esta forma a la opinión pública de información crucial sobre casos de contaminación o deforestación. Por ejemplo, el informe describe la manera con la que el gobierno de Hanói intentó acallar cualquier tipo de debate acerca del impacto ambiental de minas de bauxita explotadas por una empresa china. En Argentina, una investigación sobre el terreno permitió establecer que los periodistas se veían presionados por partidarios y adversarios de un proyecto minero al mismo tiempo.

Varias empresas mineras (Aluminium Corp Of China, las canadienses Yamana Gold y Pacific Rim, China Mettalurgical Group), grupos petroleros (Shell, Addax o Synopec) y del sector papelero (Sinar Mas, Riau Andalan Pulp and Paper) y también empresas francesas (Bolloré o Areva) se citan en este informe por su papel directo o indirecto en casos de intimidaciones o censura.

Se trata del segundo informe publicado por la organización sobre este tema. En septiembre de 2009, el informe de investigación “Periodista medioambientalista : un combate peligroso” detallaba unos quince casos de periodistas y blogueros asesinados, agredidos, encarcelados, amenazados de muerte o bien censurados por tratar problemas ambientales en Rusia, Camboya, Bulgaria y también en Brasil.

Reporteros sin Fronteras reitera el llamamiento que ya lanzó durante la conferencia de Copenhague: “Los medios de comunicación son necesarios para reunir y difundir la información al público. En lo que atañe a los desafíos del cambio climático, los medios de comunicación ayudan a establecer diagnósticos creíbles e independientes sobre la situación del planeta. Sus análisis son cruciales para ayudar a los responsables a adoptar políticas y normas que permitirán obtener el cambio esperado.”