Dos periodistas asesinados en Haití: RSF pide una investigación ejemplar y exhaustiva

Reporteros Sin Fronteras insta a las autoridades haitianas a que identifiquen lo antes posible a los responsables del sórdido asesinato de dos periodistas y garanticen de inmediato la protección de su compañero, que se libró milagrosamente del ataque

Los periodistas Wilguens Louissaint y Amady John Wesley fueron asesinados a balazos en Puerto Príncipe, la capital de Haití, en el transcurso de un tiroteo perpetrado por una banda criminal que actúa en la región, según los medios locales. Un tercer periodista que los acompañaba, William Vil, logró zafarse del ataque y huir. Los hechos se produjeron en Laboule 12, un barrio periférico acomodado de la ciudad, en el que la banda criminal se había establecido antes del asesinato del presidente Jovenel Moïse, en julio de 2021 y del que fue expulsada por la policía. La banda habría vuelto a instalarse en el barrio a principios de este 2022, que ha comenzado con el asesinato de un comisarío de la policía local.


Según las informaciones recabadas por RSF, los tres periodistas investigaban precisamente el clima de inseguridad ciudadana en la zona y, más en concreto, el asesinato del comisario. Los reporteros acaban de entrevistar al jefe de la banda criminal y fueron acribillados a balazos cuando regresaban del encuentro.


“RSF denuncia este acto de barbarie y pide a las autoridades haitianas que identifiquen lo antes posible a los autores intelectuales y materiales de este doble asesinato”, afirma el director de la Oficina para América Latina de RSF, Emmanuel Colombié. “Para avanzar en la investigación, es también esencial y urgente que la policía y la justicia haitianas garanticen la integridad del periodista William Vil. Las condiciones de trabajo para la prensa son deplorables en Haití. La protección de la profesión debe ser una prioridad del nuevo Gobierno de Ariel Henry”, añade.


Wilguens Louissaint colaboraba con varios medios locales y Amady John Wesley trabajaba para Radio Écoute FM, una emisora con sede en Canadá, para la que los tres periodistas estaban realizando su reportaje.


RSF manifiesta su honda preocupación por el recrudecimiento de la violencia contra la prensa en Haití, donde los ataques armados se han multiplicado en los últimos años. En 2019, los periodistas Pétion Rospide (Radio sans Fin) y Néhémie Joseph (de las emisoras Panic FM y Méga) también fueron asesinados por temas relacionados con su labor periodística. Por otra parte, desde el 14 de marzo de 2018, el fotorreportero Vladjimir Legagneur permanece oficialmente desaparecido. Ningún avance ha sido comunicado por los investigadores de estos tres casos.

 

Haití ocupa el puesto 87 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF en 2021.

Publié le 11.01.2022
Mise à jour le 11.01.2022