Análisis


  • Clasificación 2021 de RSF: La Unión Europea sufre para defender sus valores en su propia casa

    Europa sigue siendo el continente más propicio para la libertad de prensa, a pesar del aumento de las agresiones contra los periodistas. Pero los mecanismos de protección de las libertades con los que cuenta la Unión Europea (UE) también son lentos a la hora de frenar el dominio del régimen de Viktor Orbán sobre los medios de comunicación o para frenar las disposiciones liberticidas de otros países de Europa central.


  • Clasificación 2021 de RSF: No hay antídoto para el virus de la desinformación y del control en Europa del Este y Asia Central

    Los efectos de la pandemia de Covid-19 en la libertad de prensa son persistentes: una represión sin precedentes contra los periodistas que cubren los movimientos de protesta y la guerra en el Cáucaso, en la que han resultado heridos al menos siete reporteros y que ha obstaculizado gravemente su trabajo. Esto ha contribuido a que la zona de Europa del Este y Asia Central se mantenga en el penúltimo lugar de la Clasificación por regiones en 2021.



  • Clasificación 2021 de RSF: El frágil periodismo de África, más vulnerable que nunca por la crisis sanitaria

    Agresiones y detenciones de reporteros, medios debilitados por la desinformación, leyes liberticidas, caída de los ingresos de los periodistas… La pandemia de coronavirus ha venido a ser un reflejo de las inmensas dificultades y desafíos que afronta el periodismo en el África subsahariana, donde 23 de los 48 países (dos más que en 2020) aparecen en rojo o en negro en el mapa de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa. Esto significa que su situación es grave e incluso muy grave.


  • Clasificación 2021 de RSF: Covid-19 en Oriente Medio, la enésima enfermedad para una prensa moribunda

    Mientras agravaba el descontento popular en Oriente Medio, la pandemia de Covid-19 también revelaba el preocupante estado de la prensa, a la que las políticas represivas están asesinando lentamente. Como de costumbre, la región sigue teñida de oscuro en el mapa, con 12 países situados en las zonas roja y negra de la Clasificación, lo que significa una situación grave o muy grave para la libertad de prensa. La falta de cambios significativos en el ránking se explica por el evidente estancamiento de estos países.



  • Clasificación 2021 de RSF: El virus de la censura y la desinformación se propaga por Asia y el Pacífico

    La pandemia de Covid-19 ha servido a los regímenes autoritarios de la región para perfeccionar sus maquinarias de control totalitario de la información. Las “democraturas” han utilizado la crisis de salud como pretexto para imponer una legislación particularmente liberticida, a través de dispositivos que combinan la propaganda y la represión de las voces disidentes. El comportamiento de las pocas democracias de la zona muestra, por su parte, que el libre ejercicio del periodismo es el mejor antídoto contra la desinformación.


  • Clasificación 2021 de RSF: En África del Norte, la información vive sometida a continuas presiones

    La persistente presión que se ejerce sobre los periodistas y medios en el norte de África mantiene a tres países de la región (Argelia, Marruecos y Libia) en las zonas rojas y negras del mapa de la libertad de prensa en 2021, lo que refleja una situación difícil, e incluso muy grave, para el ejercicio de la profesión. Entre tanto, desde las revoluciones de 2011, los ciudadanos de la región no han dejado de reclamar más libertad de prensa y más libre acceso a la información.


  • Clasificación RSF 2020: El clima en el que trabajan los periodistas de África del Norte se deteriora aún más

    Procesos judiciales sin fin en Marruecos; intimidaciones y prolongadas detenciones de periodistas en Argelia; medios de comunicación libios que se han transformado en actores del conflicto armado... El ambiente en que trabajan los medios de comunicación y los periodistas de África del Norte se ha deteriorado un poco más. Mientras tanto, Túnez prosigue su transición democrática, aunque las reformas en el sector de la prensa tardan en llegar.